SE celebrará del 18 de octubre al 4 de noviembre, en el lópez de ayala

El Festival de Teatro de Badajoz cumple 40 años con dieciséis espectáculos en cartel

La cita recupera su carácter internacional con tres montajes extranjeros. Otros seis son extremeños. Da protagonismo a las compañías, aunque habrá rostros conocidos como la actriz Blanca Portillo

Belén Castaño Chaparro

El Festival de Teatro de Badajoz ofrecerá del 18 de octubre al 4 de noviembre 16 espectáculos, seis de ellos extremeños y tres de fuera de España, recuperando así el carácter internacional de esta cita, a lo que también contribuirán las primeras jornadas para analizar la internacionalización de las artes escénicas que se desarrollarán del 27 al 29 de octubre. El protagonismo en esta 40 edición lo tendrán las compañías, aunque habrá rostros conocidos sobre el escenario como Blanca Portillo, José Luis García-Pérez, Pere Ponce, Alba Molina o Jimmy Barnatán, entre otros.

El programa se abrirá con el estreno del documental El viaje hacia alguna parte, dirigido por Antonio Gil Aparicio, con el que se repasan los últimos 30 años de teatro en Extremadura para, mirando al pasado y al presente, reflexionar sobre el futuro de este sector. El trabajo recoge testimonios de actores, productores, dramaturgos y programadores extremeños en su primera parte, mientras que la segunda se dedica al proceso creativo de una representación, con la compañía Suripanta, que este año celebra su 30 aniversario, y su montaje de Los Pelópidas. «Es mi pequeño homenaje al teatro a través del cine», explicó ayer su director. La proyección del documental será el día 18, a las 20.00 horas, con entrada libre.

El 21 de octubre se podrá ver la primera obra de teatro, Ojos de tierra, una producción Mexicana dirigida por José Navarro, que combina la danza con la música en directo de instrumentos precolombinos. Marat Sade es la propuesta para el día 22. La compañía Atalaya Teatro pondrá en escena la historia del asesinato de líder de los jacobinos tras la Revolución Francesa, Paul Marat. El espectáculo, que ha sido premiado en Europa, cuenta con el actor pacense Manuel Asensio en el reparto.

El último tren a Treblinka, de la compañía vasca Vaivén, se representará el 23 de octubre. En la función, parte del público ocupará los barracones que componen la escenografía de esta historia sobre un orfanato de niños judíos en Varsovia.

El 24 de octubre llegará al López de Ayala el primer montaje con sello extremeño. La compañía De Amarillo Producciones, bajo la dirección de Pedro Penco y con Guillermo Serrano como protagonista, presentará su Don Juan Tenorio, coincidiendo con el bicentenario de José Zorrilla.

Sed, de los madrileños Doble Sentido, es la obra prevista para el 25 de octubre. Se trata de una historia que reflexiona sobre el desconocimiento y el miedo a conocer a través de una pareja. Tristana, otra producción procedente de Madrid, se podrá ver el día 26. Olivia Molina, Pere Ponce y Diana Palazón protagonizan esta obra de Benito Pérez Galdós, que versiona Eduardo Galán y dirige Alberto Castrillo-Ferrer.

Laura Toledo es la protagonista absoluta de La voz dormida, la primera adaptación al teatro de la novela de la extremeña Dulce Chacón. La intérprete realiza un monólogo que intercala con canciones.

El 28 de octubre la compañía extremeña Desván Producciones, con Jimmy Barnatán y The Cocooners y bajo la dirección de Domingo Cruz, reinventará La cabeza del Bautista, de Valle Inclán, con música y estética del blues. Esa misma noche, tendrá lugar la única representación de esta edición en el sótano del López de Ayala, In- Comunicaciones, a cargo también de los extremeños de La Karrakaenescena.

Desde Portugal llegará al día siguiente Electra de la compañía Chapito, que ya triunfó en el festival pacense con su versión de Edipo. El 30, Blanca Portillo y José Luis García -Pérez (protagonista de El país del miedo) representarán El cartógrafo, escrita y dirigida por Juan Mayorga.

Karlik Danza conmemora sus 25 años con la producción María Zambrano el 31 de octubre. La compañía extremeña rinde homenaje a la filósofa en sus diferentes facetas. Al día siguiente, la veterana La Zaranda pondrá en escena Ahora todo es noche, una obra en la que mantiene el «compromiso social» y la iconografía tradicional que caracteriza sus trabajos.

La Torre, de la compañía extremeña Arán Dramática, dirigida por Eugenio Amaya y protagonizada por Quino Díez y Cándido Gómez, se verá el 2 de noviembre. Los alumnos de la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura representarán el día 3 la obra Un dios salvaje (con entrada libre); mientras que Cendres (Cenizas), de la compañía francesa Plexus Solaire, será la encargada de cerrar el festival el 4 de noviembre con sus títeres, dibujos y actores.

La secretaria general de Cultura, Miriam García Cabezas, presentó ayer la programación de esta 40 edición acompañada por el director del López de Ayala, Miguel Murillo, y Antonio Gil Aparicio. En su intervención, destacó que Badajoz vuelve a convertirse en «la capital teatral del suroeste europeo» con un festival «consolidado» compuesto por una oferta «variada y de calidad».

García Cabezas aprovechó su presencia en el López para dar la bienvenida a su nuevo gerente, Miguel Ángel Jaraíz, y reconocer el trabajo realizado por su antecesora, Marilán Pérez.

Outbrain