entrevista entre el presidente de la confederación y la alcaldesa

CHT estudia pasar la tubería de Portaje por puentes de la A-66

La nueva depuración de aguas residuales está ahora pendiente del impacto ambiental. Se trabaja en su viabilidad y en que se garantice que aguantan el peso de la conducción

Un momento de la reunión que se celebró ayer por la mañana entre representantes de la CHT y el ayuntamiento.

J. L. B.

Un trasvase desde el embalse de Portaje para garantizar el suministro de agua a la ciudad sigue siendo la opción en la que trabaja la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT). La obra solo está pendiente de la solución técnica para que la tubería cruce los ríos Tajo y Almonte por los puentes de la autovía de la Plata. De Portaje se habló en la reunión que ayer mantuvieron en Cáceres el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, Juan Carlos de Cea, con la alcaldesa, Elena Nevado, y miembros de su equipo de gobierno. El principal asunto fue la depuración de aguas residuales y la nueva estación de tratamiento.

Tras la reunión se informó de que el proyecto de depuración se encuentra en la última fase del trámite de información pública y que el paso siguiente será su sometimiento a evaluación de impacto ambiental y la licitación de las obras. La alcaldesa, Elena Nevado, confió ayer por la tarde en que antes de que acabe la legislatura se hayan adjudicado los trabajos.

De esta actuación destaca que se acondicionará un tramo de la Ribera del Marco, el que está entre Vadillo y la avenida de la Universidad, y que las instalaciones de depuración de la carretera de Malpartida y de Capellanías, ambas deficitarias, se transformarán en estaciones de bombeo. Además se hará una nueva depuradora en el mismo espacio que ocupa la actual. El ayuntamiento recordó ayer en un comunicado que esta obra se declaró de interés general con los presupuestos del Estado de 2016. El presupuesto de ejecución material es de 40 millones, mientras que el general asciende a 60 millones.

Sobre Portaje, Nevado confirmó ayer por la tarde lo avanzado el pasado 24 de enero por De Cea cuando adelantó que la opción en la que se trabaja es en meter la conducción por los puentes de los ríos Almonte y Tajo en la autovía A-66. Ahora se está pendiente de los informes complementarios requeridos por el Ministerio de Fomento porque tiene que garantizarse la viabilidad de esta solución dado que cuando se proyectaron los puentes de la A-66 no se diseñaron para aguantar un peso extra como el de la tubería.

En la reunión de ayer la alcaldesa volvió a trasladar a la Confederación del Tajo su rechazo a la solución de Portaje por su alto coste que se tendría que repercutir en la tarifa que pagan los usuarios.

Outbrain