EL FUTURO DE LA CASA MIRÓN, EN PUBLIO HURTADO

La reforma del museo municipal se retoma tras llevar dos años cerrado

Luz verde a la concesión de licencia para la primera fase

REDACCIÓN

La comisión de seguimiento del plan especial de Protección y Revitalización del Patrimonio Arquitectónico de Cáceres informó ayer a favor de la concesión de la licencia para la primera fase del proyecto básico de ejecución y reforma de la Casa Mirón, edificio que está en la plaza de Publio Hurtado y que es la sede del museo municipal. Es la primera autorización que se da para la reapertura de este museo, que lleva más de dos años cerrado.

La comisión está formada por representantes de colegios profesionales y técnicos del patrimonio cultural y del urbanismo y es un órgano que se pronuncia sobre los proyectos que se van a acometer dentro del área afectada por el plan especial, un espacio cuyos límites son la esquina de San Antón con Sánchez Herrero, al oeste, la plaza de toros, al norte, la avenida de San Blas, al este, y el puente de San Francisco, al sur. Es un documentos que se aprobó en el año 1990 y cuya revisión lleva años pendiente, en unas semanas tendrá que adjudicarse su revisión.

Según informó ayer el ayuntamiento, la previsión que se maneja es que las obras de reforma se puedan iniciar antes de final de año. Para esta primera fase hay una partida de 60.000 euros en los presupuestos del ayuntamiento de 2017. Para la segunda fase se destinan 100.000 euros en los presupuestos del ayuntamiento para 2018, cuentas que ya tienen aprobación inicial y que están en exposición pública.

SEGUNDO CIERRE / Es la segunda vez que el museo se ha tenido que cerrar. La anterior fue para incorporar nuevas salas de exposiciones y mejorar su accesibilidad, entonces la inversión fue de 220.000 euros y para el mobiliario se destinaron 106.000. Con las nuevas obras de reforma proyectadas se le quiere dar una nuevo contenido al museo municipal.

Esta dotación cultural ocupa la Casa Mirón, un palacete del siglo XV que cuenta con 500 metros cuadrados distribuidos en tres plantas y trece salas. Además del acceso por la plaza de Publio Hurtado, tiene otra entrada por el adarve.

El edificio se abrió como museo municipal en el año 1999, aunque con anterioridad algunas de sus salas estaban ocupadas por las obras del pintor Massa Solís.

Outbrain