Flamenco // entrevista a ...

Jesús Méndez, cantaor: «Respeto, conocimiento y cariño son claves para trabajar en el flamenco»


JM@MANUEL ALARCON

Ayer fue Rocío Márquez, en el teatro López de Ayala, y el día 27 será el cantaor jerezano Jesús Méndez acompañado por el Trío Arbós, el que presentará en la Diputación de Badajoz ‘Flamenco Envisioned’ Son, las dos novedades (de las que los aficionados al flamenco nos alegramos profundamente) que trae el IX Ciclo de Música Actual de Badajoz. Propuestas ‘flamencas’ de calidad que se suman a otras novedades que, estamos seguros, serán igualmente bien recibidas.

Jesús Méndez (Jerez, 1984) mostrará una interacción entre la tradición y las nuevas composiciones ensambladas por el flamenco y la imaginación. Para Méndez supone una gran responsabilidad ‘estar en unas tierras extremeñas tan flamencas’ y nosotros, celebramos su visita. Bienvenidos.

--¿Qué le aporta el Trío Arbós, y usted a ellos?

El Trío Arbós lo que hace es seguir enriqueciendo mi carrera. Son unos músicos increíbles con una forma genial de ver la música y, bueno, con ellos lo que hago es disfrutar y enriquecerme musicalmente. En el flamenco, normalmente, siempre son esos cuatro acordes lo que solemos escuchar, pero aquí la verdad, lo vemos de una forma distinta. Es todo musical, con melodías nuevas, con armonizaciones nuevas a las que estoy acostumbrado a escuchar, y la verdad, es que son increíbles las sensaciones que uno siente cuando te subes al escenario con ellos.

--¿Qué podremos ver en Badajoz la próxima semana?

--Podremos ver a un cantaor rodeado de músicos clásicos que lo que intentan es hacer la función que tiene la guitarra, ¿no? representan la guitarra flamenca entre ellos tres y la verdad es que lo hacen de una manera increíble, porque se compenetran a la perfección y se nota que llevan mucho tiempo trabajando juntos. Y en este caso, parece finalmente que es solo una guitarra la que me está acompañando. Lo principal que han hecho ha sido informarse, adquirir información del flamenco, meterse dentro del mundo de este mundo para así poder aportar lo que un cantaor necesita a la hora de cantar, a la hora del acompañamiento. Lo que vamos a ver en definitiva, es a un cantaor con tres músicos clásicos representando la guitarra flamenca.

--¿No le da a un jerezano un poco de ‘pudor’ experimentar con un flamenco que en su caso ha sido ortodoxo y puro?

--La verdad es que no me da ningún pudor porque cuando las cosas se hacen con respeto, cariño y conocimiento, y creo que esta tercera palabra es la más importante de todas, no creo que haya ningún error en ese sentido, porque además, como le decía, el Trío se ha informado muy bien de lo que es el flamenco, y al contrario. Yo creo que todo lo que se haga enriqueciendo esta cultura, esta música, es positivo. Respeto, conocimiento y cariño son claves para trabajar en el flamenco.

--¿Qué significa para usted venir a una región tan flamenca como Extremadura?

--Para mi venir a Extremadura siempre es una alegría muy grande porque sé que es una tierra muy flamenca, en la que se sabe mucho de flamenco, y donde hay mucho conocimiento. Pero también a la vez es una responsabilidad porque en las plazas grandes, al artista siempre le gusta quedar bien y Extremadura lo es, y siempre está ahí esa cosilla…, de respeto, aunque creo que es importante tener ese respeto y esos nervios para la actuación, para añadirle al escenario una energía nueva que se transmite. Yo es que estar con estos músicos clásicos y en esta tierra tan flamenca…, solo espero que sea un día inolvidable.

--¿Cuánto le debe a Gerardo Nuñez?

--Gerardo Nuñez ha sido una pieza clave en mi carrera. Me cogió cuando era un niño, con diecinueve años, me sacó de las fiestas privadas que yo hacía por aquí, en Jerez, en el Rocío, en la Feria de Sevilla…, y él me llevó a Festivales como el de Londres, EEUU con giras por Nueva York, Washington, Miami, Boston…, también estuvimos en China, India…, toda Europa. Él me sacó mi primer disco, me aportó muchísimas cosas cuando yo era un niño, cosas que entonces yo no veía y a las que no les daba tanta importancia. Ahora cuando lo veo, y compruebo todo lo que ha hecho por mí, tanto él como Carmen Cortés…, les estaré agradecido siempre.

--Saca su primer trabajo ‘Jerez sin frontera’ en 2008 y obtiene el Premio Nacional de la Crítica al mejor disco revelación (‘Añoranza’ es su segundo trabajo) ¿puede auspiciar el efecto contrario?, ¿aumentarle el miedo en vez de animarle a seguir?

--No, el que ama a esta profesión nunca tendrá miedo. El flamenco siempre lo va a sentir de una forma interiorizada, como una forma de vida. Si me quitan el flamenco para mí sería morirme. Sé que es una profesión muy complicada en la que hay que estar muy preparado y muy fuerte sicológicamente, pero en este caso, lo que siempre intento es luchar por cumplir mi sueño y satisfacer al público que me sigue, gente que me apoya siempre.

--Ha sido galardonado con el Premio FLAMENCORADIO 2012 por haber: ‘cogido el testigo y suponer el eslabón que enlaza la tradición del mejor cante de Jerez con las generaciones jóvenes de cantaores, desde el respeto a los maestros, a la ortodoxia y el conocimiento de los cantes; por la brillantez con que ejecuta los cantes; por el progreso y la madurez como cantaor experimentada en los últimos años; por su presencia en el escenario y su flamencura’…, casí ná…, ¿Siente pudor?

--Los premios son muy importantes, sobre todo, para los artistas jóvenes que quieren empezar una carrera y no son conocidos en el panorama del flamenco. Un premio te pone en todas los medios de comunicación, en internet, y puedes llegar a ser conocido de un día para otro. Antiguamente cuando había menos medios, salvo la radio o la televisión, todos los flamencos hablaban de ese u otro premio, pero hoy en día cuando uno canta bien se entera todo el mundo gracias a tantos medios y a las redes sociales. No es que sirvan para menos los premios, pero si es cierto que han perdido su valor en ese sentido.

Noticias relacionadas

Outbrain