ENTREVISTA CON LA BANDA IRLANDESA

U2: "Lo que hacemos es convertir la rabia en rock and roll"

La banda de Bono lanza este viernes su 14º disco, 'Songs of experience', marcado por el grave accidente de bicicleta del cantate y las convulsa situación política

U2, en una imagen promocional, con Adam Clayton, Bono, Larry Mullen Jr y The Edge, de izquierda a derecha.
ANTON CORBIJN

TOM DOYLE

Eli y Sian, hijos de Bono y The Edge, se cogen de la mano en la fotografía de Anton Corbijn que ilustra la portada de 'Songs of experience', el 14º disco de U2. Un álbum que se pone hoy a la venta en todo el mundo tras un largo proceso de grabación, marcado por el aparatoso accidente de bicicleta que sufrió el cantante de la banda (y que le provocó múltiples fracturas) y por los convulsos cambios en el panorama político.

Han tardado dos años y medio en completar 'Songs of experience'. Después de todo ese tiempo, debe de haber sido una gran satisfacción llegar por fin a la línea de meta, ¿no? The Edge: Sí, lo ha sido. La primera vez que lo escuché, lo hice como si fuera uno de nuestros fans. Fue como “¡oh, no me acordaba de esto!”. Eso me atrapó. Ves cosas pequeñas que antes no habías tenido en cuenta.

Bono: Ha sido genial (risas). Pero, como suelo decir a todo aquel que esté interesado en nuestra banda, gracias por la paciencia.

¿Cómo lo compararían con la grabación de 'Songs of innnocence'? The Edge: Por supuesto hay algunos detalles que conectan con las canciones de 'Songs of innocence', o con otros sonidos de antes. Trabajar con Working Mouse en aquel disco nos permitió conocer otro tipo de producciones que podíamos añadir a lo que estábamos haciendo. Así que en 'Songs of experience' nos beneficiamos del hecho de que, como banda, podemos llegar donde otros no pueden, pero también intentamos no encerrarnos en un modo de producir demasiado tradicional.

Bono: No es un misterio lo que a nuestros fans les gusta de la banda: las grandes melodías aderezadas con grandes ideas de producción. La innovación sónica es un elemento clave de U2, pero nuestro mejor trabajo es el resultado de situar las melodías por encima de la experimentación. Esa fue  la mayor lección que aprendimos haciendo 'Songs of innocence'. Y continuamos con esa idea en 'Songs of experience'.

En el 2016 Bono sufrió un percance que The Edge describió como "un roce con la mortalidad". ¿Cómo de serio fue? Bono: Bien, no quiero entrar en detalles por miedo a que hagan un 'reality show' sobre el tema. Lo más interesante es que mucha gente pasa por estos momentos. Yo he tenido unos pocos, aunque no a este nivel. Pero son esos instantes en que nada te importa.

The Edge: Fue suficientemente serio como para que [Bono] tuviera un verdadero susto. Pero ese momento lo transportó, como un escritor que se encuentra en un lugar emocionante.

Bono, ¿ha seguido el consejo del poeta irlandés Brendan Kennelly de "escribe como si hubieras muerto"? Bono: Sí. Has de descubrir qué quieres decirte a ti mismo y qué quieres decirle a la gente que te importa sobre ello.

A principios del 2017 anunció una pausa la grabación del álbum para poder reflejar mejor los grandes cambios políticos que están sufriendo América y Europa. Pero ese parón, ¿se debió a una mezcla de los problemas personales con los políticos? Bono: Digamos que el apocalipsis personal y el político vinieron juntos [risas]. Pero, siendo sincero, creo que el personal echó al político del camino. Lo interesante es que cuando tus luces desaparecen de golpe, te descubres a ti mismo en la oscuridad. Y si eso es así en el plano personal, me tienta pensar que también puede suceder en el campo de la política. Nuestras luces se han apagado de golpe, pero es en este momento de confusión y duda, en estos días oscuros,  cuando podemos redescubrir nuestros valores, si somos suficientemente inteligentes para ello.

Al final, la mayoría de las letras que escribió eran como cartas dirigidas a gente cercana y a sus seres queridos, ¿no es así? Bono: Sí. También 'The showman' es una carta para mi público. Y 'American soul' es una carta a América, porque, ya sabes, Estados Unidos ha sido una gran fuente de inspiración para nosotros.

¿’Get out of your own way’ va dirigida a sus hijas? Bono: La empecé escribiendo para mis hijas, pero terminó siendo para mí. Al final tú predicas lo que necesitas oír. Pero también es un retrato de una chica enamorada...

The Edge: Como ocurre con muchas de nuestras canciones, no nos gusta ser tan específicos que no puedan sugerir otras interpretaciones.

En 'Lights of home' colaboran HAIM, y el 'riff' está basado en una línea de bajo de su single 'My song 5'. ¿Cómo surgió la idea? Bono: Había estado desafiando a Edge. Buena parte del ‘indie’ está siendo superado por lo que sucede en el mundo del pop, el hip-hop y la música de baile. Las líneas melódicas son mucho más originales. Una de las razones por las que el hip-hop es tan divertido es porque los artistas escogen un poco de esto, un poco de aquello... Samplear sonidos te da una gran libertad. Yo le decía a Edge: "Venga, samplea lo que quieras, ¿por qué no?". La idea era tener libertad para divertirnos. Convertir la grabación en un patio de juegos donde pudiéramos tener acceso a una paleta de colores más amplia.

The Edge: Es una línea de bajo fantástica. Y las chicas [de HAIM] son muy cool y tienen verdadero talento: grandes ideas y grandes melodías.     

También participa Kendrick Lamar, en el puente que enlaza 'Get out of your own way' con 'American soul'. Ustedes le enviaron una versión inacabada de 'American Soul' y él acabó sampleando la voz de Bono en la canción XXX de su álbum DAMN. ¿Su presencia en 'Songs of Experience' era una forma de devolverles el favor? The Edge: Sí, Al principio esperábamos que aportara algunas ideas a la canción. No supimos nada de él durante un tiempo y entonces nos preguntó si nos importaba que usara la voz de Bono en uno de sus temas.

Bono: Eso funcionó muy bien. Y luego él aceptó aparecer en nuestra canción, en medio de los disturbios, como una especie de predicador chiflado. Yo estaba grabando esa parte y pensamos: “Esto debería hacerlo otro”. Se lo propuse a Kendrick y al poco tiempo me envió su grabación por teléfono.

En dos de las canciones del disco, 'Summer of love' y 'Red flag day', se alude de forma indirecta a la crisis de los refugiados en Europa. Bono: Surgen de la experiencia de estar en la hermosa bahía de Eze [en el sur de Francia] y saber que, mientras tú disfrutas de tus vacaciones, en ese mismo mar hay personas jugándose la vida, amarrados a pedazos de madera y neumáticos. Enfermeras y maestros. No podías verlos, pero, de algún modo, podías sentirlos, como una nube muy oscura. Y queríamos que eso estuviera en las canciones.

¿'Love is bigger than anything in its way' está dirigida a los hijos de Bono? Bono: De nuevo, les canto a mis hijos pero también me canto a mí mismo. Yo puedo identificarme con esa rabia adolescente. De hecho, siento que aún no me he podido deshacer de mi lado adolescente [ríe]. La rabia está en el corazón del rock and roll, ¿no? Esa es la diferencia entre el rock y el pop. La misión del arte es convertir el dolor en belleza, y lo que nosotros hacemos es convertir la rabia en rock and roll. Lo que más me gusta de este álbum es que está lleno de energía. No es punk rock, pero sí tiene ese punto desafiante del punk rock.

La canción que cierra el disco, '13 (There is a light), recupera en parte la letra y la melodía de 'Song for someone', de 'Songs of innocence'. ¿Por qué? The Edge: 'There is a light' iba a ser incluida en el anterior disco, como un reflejo de 'Song for someone', con la que compartía el coro. Pero luego surgió la idea de llevárnosla a 'Songs of experience' como un puente entre los dos discos. Es interesante establecer este tipo de conexiones.

Bono: No queríamos que el disco tuviera más de 12 canciones, y la idea era esconderla al final. Eso es algo puedes hacer en un cedé, pero no en las plataformas de 'streaming'. Al parecer, esconder cosas es una idea anticuada. Así que dijimos: "Vale, vamos a hacer la canción número 13". Y la llamamos '13' porque, además, trata sobre un adolescente.

Ese diálogo entre un Bono joven e inocente y un Bono mayor y experimentado aparece en diversos momentos del álbum. Bono: Aparece en el segundo verso de 'Love is all we have left'. Es conmovedor, tu yo inocente cantándote: “Hey, este no es un tiempo para no estar vivo”. A mí se hace muy duro escucharlo. También en 'The little things that give you away' se da esa especie de diálogo entre el yo joven y el yo adulto. "Te vi en las escaleras/ No te diste cuenta de que yo estaba allí/ Eso es porque me hablabas al mismo tiempo que no me hablabas". El hombre joven es un hombre de mundo, pero no de este (risas). El mayor, quizás está un poco demasiado cómodo en el mundo en el que se encuentra. Entonces el hombre adulto se descompone, y es muy descorazonador.

The Edge: El diálogo entre el Bono joven y el Bono adulto es un recurso genial. 'Songs of innocence' trataba sobre nuestros comienzos, y es más fácil componer sobre eso. Pero cuando tienes que escribir sobre la experiencia, resulta mucho más difícil. Lo peor que puedes hacer es dar consejos (risas). Es lo peor. Así que encontrar maneras de hablar desde la experiencia sin ser desagradable fue todo un reto. Bono escribió todas las letras.

Bono: Si la experiencia te enseña algo, es a vivir el momento y a que no te roben la dicha. Y probablemente el mayor obstáculo de tu camino, si tienes suerte, eres tú mismo.

Finalmente, a su juicio, ¿en qué lugar del catálogo de U2 encaja este álbum? The Edge: Las referencias a la política están ahí, pero no en primer plano, sino en un contexto de cuestiones personales, que creo que son el elemento más importante. El clima político cambiará, y ojalá dentro de un tiempo la gente se tenga que esforzar para  recordar quién fue Donald Trump, pero los conflictos personales perdurarán.

Bono: Canción por canción, será muy difícil de superar. Es nuestra mejor colección de canciones, sin duda.  

Outbrain