COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN DE LA CRISIS FINANCIERA

Inspectores del Banco de España temen «desastres» en la banca

Denuncian errores y malas prácticas en la gestión de la crisis financiera. Afirman que no se realiza comprobación contable real de las entidades bancarias

La comparecencia de Pedro Luis Sánchez Ruiz, ayer en Madrid.
JOSÉ LUIS ROCA

ROSA M. SÁNCHEZ

La Asociación de Inspectores del Banco de España denuncia que esta institución pudo haber evitado los graves efectos de la crisis financiera española y, lo que es peor, advierte de que el actual modelo europeo de regulación y supervisión nos puede conducir «a un desastre aun mayor» del ya sufrido.

«Lo que ocurrió no tenía por qué haber ocurrido. Y la organización que pudo haberlo evitado era el Banco de España», reconoció ayer el presidente de la asociación profesional, Pedro Luis Sánchez Ruiz, durante su comparecencia ante la comisión parlamentaria que investiga la crisis financiera y el posterior rescate de la banca que provocó.

«No atacamos la institución, sino la gestión de aquellos que a veces la utilizan para escudarse bajo el argumento de que si se les acusa a ellos se acusa a la institución», matizó también Sánchez Ruiz.

De cara al futuro, el inspector denunció que a partir del nuevo modelo de supervisión derivado de la Unión Bancia a través del Mecanismo Único de Supervisión (MUS) «no se está llevando una auténtica comprobación in situ de las entidades».

Según Sánchez Ruiz, «desde hace tres años no se está llevando a cabo una auténtica comprobación contable de las entidades», por lo que expresó su preocupación. «Estamos en una situación complicada y aún puede serlo más», advirtió.

SIN INFORME DE FUSIÓN / El presidente de los inspectores puso en evidencia que en relación a la actual fusión en marcha entre las entidades nacionalizadas BFA y BMN «no tenemos constancia de que exista un informe de fusión» que pudiera poner de manifiesto «posibles debilidades que no hayan sido consideradas hasta la fecha». El inspector, no obstante, dio a entender que la estrecha vigilancia a la que están sometidas estas entidades intervenidas no hace temer problemas mayores.

Como ejemplos de las carencias que, a juicio de la Asociación de Inspectores, ampara el nuevo modelo europeo de supervisión su presidente citó la intervención del Popular a partir de un impreciso informe auditor que cifraba el agujero patrimonial entre 2.000 y 8.000 millones; tal imprecisión fue calificada por Sánchez Ruiz como «una grosería técnicamente hablando».

PRIMERA COMPARECENCIA / Según Sánchez Ruiz, su asociación representa el 80% del colectivo, después de que algunos inspectores hayan decidido abandonar la organización «por nuestra política de comunicación», crítica con el organismo. La de ayer es la primera vez que el presidente de esta asociación profesional realiza una exposición pública sobre el análisis que hace este colectivo respecto del origen, el estallido y la gestión de la crisis financiera que acabó con la necesidad de un rescate europeo por 40.000 millones de euros. Hasta ahora solo se tenía constancia del escrito que la asociación remitió en el 2006 advirtiendo de la, a su juicio, deficiente gestión del entonces gobernador del Banco de España, Jaime Caruana.

Durante su intervención, Sánchez Ruiz llegó a sugerir la insuficiente colaboración del Banco de España con las autoridades judiciales que investigan la salida a bolsa de Bankia

Outbrain