Arrimadas acusa a ERC y JxCat de hacer "victimismo" con la situación judicial

La candidata de Ciutadans plantea a los 'comuns' destinar a políticas sociales los fondos que se han dedicado al 'procés'


EL PERIÓDICO

EL PERIÓDICO

Inés Arrimadas se ha mantenido este martes en la línea de su partido y ha expresado su "respeto a todas las decisiones judiciales" después de que el Tribunal Supremo haya decidido retirar la orden de extradición contra Carles Puigdemont y los 'exconsellers' desplazados a Bélgica. La cabeza de cartel de Ciutadans para las elecciones del 21-D, no obstante, ha acusado a los partidos independentistas de "jugar al victimismo" con la situación judicial como único recurso que les queda después de haber "engañado" a la gente tras cinco años de 'procés'. 

"Nosotros no somos como Puigdemont, que hizo una ley de transitoriedad que decía que serían ellos quienes eligieran a los jueces. Nosotros queremos que los jueces sean independientes y tampoco necesitamos saber qué hará Puigdemont, que se cree que está por encima del bien y del mal", ha subrayado Arrimadas en una rueda de prensa en la sede de la agencia EFE en Barcelona. "Los independentistas no tienen nada más que ofrecer. Como no pueden decir que harán la república, como no pueden prometer que todo sería tranquilo, que no se irán empresas y que no saldremos de la UE, no tienen otra cosa que hacer que hablar de eso (de la situación judicial). Solo pueden jugar a la victimización después de haber jugado con las esperanzas de mucha gente", ha remachado.

Marcando perfil
Intentando marcar perfil como principal presidenciable del bloque constitucionalista, Arrimadas ha evitado grandes choques con el PSC y el PPC para no darles mayor visibilidad, solo les ha dicho que están "muy nerviosos con las encuestas", y sí ha ampliado sus críticas a los 'comuns'  por ser la "muleta del independentismo". Al mismo tiempo, sin embargo, y consciente de que el partido de Xavier Domènech puede tener la llave del futuro Govern, ha planteado a Catalunya En Comú Podem un pacto social; elaborar una auditoría de la Generalitat para detectar todos los fondos que se han destinado al 'procés' y emplear todo ese dinero a políticas sociales. 

Por supuesto, Ciutadans no se plantea ni por asomo incorporar a las fuerzas independentistas en un eventual Govern presidido por ellos, aunque Arrimadas ha tendido la mano a todos los partidos sin excepción para sacar adelante en el Parlament leyes de carácter social o económico. "El problema no es con quién pactas, sino qué pactas", ha querido subrayar tras reprochar al destituido Govern de Puigdemont que "no ha gobernado ni para los independentistas".

Outbrain