asegura que hay comunidades que inflan los resultados

Castilla y León vuelve a cuestionar las notas de selectividad de los alumnos extremeños

Un vicerrector del campus de Soria pide una prueba única en España

REDACCIÓN

Desde Castilla y León vuelven a criticar los resultados de selectividad de los estudiantes extremeños. Ayer fue un vicerrector del campus de Soria, de la Universidad de Valladolid, el que volvió a señalar a Extremadura. Joaquín García-Medall reclamó una prueba única en España para acceder a la universidad, para que no se produzcan «discriminaciones». «Hay ciertas comunidades que lo que hacen habitualmente es inflar las notas que consiguen sus estudiantes cuando el informe PISA nos viene indicando sistemáticamente que se trata de comunidades donde el nivel de los alumnos es bastante inferior al de los estudiantes de Casilla y León». Y con esas declaraciones aludió a Extremadura. Según indicó, en la Facultad de Medicina de Valladolid más del 70% de los alumnos provienen de Andalucía y Extremadura, «cuando en la práctica es muy probable que nuestros propios estudiantes que pretenden estudiar Medicina no puedan ingresar a esta facultad porque sus profeores han sido mucho más rigursoso a la hora de calificar sus méritos», aseguró ayer. «Se produce una distorsión que a nosotros no nos gusta nada. Supongo que será beneficioso para muchos estudiantes de otras comunidades, pero que viene dada por esta especie de política de taifas en que ha resultado en muchas ocasiones la España de las autonomías y que en nuestra opinión tiene que ser modulada para que no se produzca discriminaciones de esta naturaleza», recoge Efe. Este vicerrector apoya así la iniciativa de las Cortes de Castilla y León de solicitar una prueba de acceso a la universidad única en España. De momento, allí todos los grupos, excepto Podemos, se unieron ayer para impulsar esta petición refrendada por el propio presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, con el fin de «garantizar la igualdad entre los alumnos de todas las comunidades».

La críticas al sistema extremeño no son nuevas. Durante el verano del año pasado, desde la Universidad de Salamanca reprocharon que un alto porcentaje de alumnos extremeños copan las plazas de Medicina por sus elevadas notas en selectividad. Además, el pasado mes de mayo, la directora general de Universidades de la Junta de Castilla y León volvió a sembrar dudas asegurando que hay comunidades más rigurosas y exigentes que otras en base a un estudio realizado por una catedrática de Valladolid que muestra que canarios y extremeños son los alumnos que consiguen más sobresalientes en las materias de selectividad. Desde la Universidad de Extremadura han lamentado que se ponga en entredicho a alumnos y docentes y argumentan que poco tienen que ver las calificaciones que obtienen un estudiante de 18 años en las pruebas de accceso a la universidad con los resultados de PISA, que se realiza a 15 años.

Outbrain