La Guardia Civil recupera 7.500 palets valorados en 75.000 euros

Investigan a 7 empresarios extremeños acusados de comercialización ilegítima de palets

EUROPA PRESS

Siete empresarios extremeños han sido acusados de apropiación indebida, receptación y comercialización ilegítima de palets, en una operación iniciada después de que varias empresas internacionales denunciarán la sustracción de estos objetivos.

Este es el resultado de la operación Paletes que la Guardia Civil ha desarrollado en las provincias de Badajoz y Cáceres, y en la que ha instruido diligencias a siete empresarios extremeños, por los supuestos delitos de apropiación indebida, receptación y comercialización ilegitima de palets.

La operación comenzó cuando varias empresas australianas y francesas dedicadas al alquiler de palets de madera utilizados para el transporte y traslado de mercancías, denunciaron que "tras comercializarlas, no regresaban a sus domicilios fiscales, lo que les originó cuantiosas pérdidas económicas", según informa la Guardia Civil.

Ante estos hechos, el Área Fiscal y Fronteras del Puesto de la Guardia Civil de Badajoz, con la colaboración del Equipo ROCA de Ibi (Alicante), que ya investigaba hechos similares esta provincia, iniciaron una investigación, en la que obtuvieron "suficientes vestigios" para sospechar que "gran parte de los palets denunciados pudieran encontrarse en diferentes empresas comerciales de Badajoz y Caceres, dedicadas a la compraventa de éstos.

En concreto, los palets presuntamente sustraidos se ubicaron en los Badajoz, Almendralejo, Mérida, Higuera la Real y Cáceres, donde presuntamente se receptaban los palets denunciados y se apropiaban indebidamente de ellos para su posterior comercialización ilegal con terceras personas o empresas.

Así, y en el transcurso de "laboriosas inspecciones", los agentes de la Guardia Civil localizaron, a través de las características y señas identificativas en la madera, miles de los palets denunciados.

En total se localizaron y recuperaron 7.500 palets valorados en 75.000 euros, que la Guardia Civil precintó e inmovilizó en las empresas relacionadas con las acciones delictivas, mientras que las diligencias instruidas fueron remitidas a los Juzgados de Instrucción correspondientes.

Outbrain