CONTROVERSIA EN FRANCIA

Macron insta a los parados a buscar trabajo en vez de "montar follones"

Emmanuel Macron, este jueves, en el Elíseo.
AFP / LUDOVIC MARIN

AGENCIAS

Con la aparente intención de pedir a los parados que busquen activamente empleo, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha levantado una nueva polémica con unas declaraciones que han sido interpretadas como un menosprecio a los sectores sociales menos favorecidos.

En una visita el miércoles a la localidad de Corrèze (centro del país), Macron se reunió con un cargo local que le comentó las dificultades que tenía una empresa para reclutar empleados. "Algunos, en vez de dedicarse a montar follones, harían bien en ver si pueden ocupar un puesto por aquí", replicó el presidente francés sin precisar a quién aludía.

Poco antes, la visita se había visto enturbiada por una protesta de unos 150 empleados y extrabajadores despedidos de una empresa fabricante de equipos de automóviles, que se enfrentaron a la policía en su intento de llegar hasta donde estaba Macron.

JUSTIFICACIÓN

"Entiendo que un presidente de la República pueda utilizar las palabras que todos utilizamos a diario", ha señalado este jueves, a modo de justificación, el portavoz del Gobierno, Christophe Castaner, saliendo al paso de la lluvia de críticas por parte de la oposición, que una vez más, ha visto en Macron a un "presidente de los ricos" desconectado de las clases populares.

Valérie Boyer, portavoz de Los Republicanos (oposición de derechas) denunció el "menosprecio" del jefe del Estado por los franceses.

"¿Cuál es el problema de Macron con la gente que no paga el ISF (impuesto de solidaridad sobre las fortunas"?, se preguntó Rachid Temal, portavoz del Partido Socialista, en referencia a la controvertida reforma que reduce dicho impuesto y golpea a los menos favorecidos.

"Macron no sabe lo que es buscar trabajo; el follonero es él", espetó Adrien Quatennens, diputado de Francia Insumisa (izquierda radical).

Oliver Faure, jefe de fila de los diputados socialistas, ha subrayado el "desprecio social por los 'analfabetos', 'holgazanes' y los 'Don Nadie'", en referencia a expresiones controvertidas utilizadas por Macron en el pasado. 

Outbrain