La victoria de las otras modelos contra el tópico

La ‘guerrilla de lencería curvy’ colapsó Times Square en contra de Victoria’s Secret

La obsesión de Victoria’s Secret por el cuerpo delgado origina indignación en las redes sociales año tras año. El mensaje de la popular firma de lencería es, según muchos, ofensivo para una gran mayoría de mujeres, pues afirma que las modelos delgadas tienen «el cuerpo perfecto». Ahora, el revuelo ha llegado a la calle. Un nutrido grupo de modelos curvys, conocidas como guerrilla de lencería, se concentraron en Times Square, en el centro de Nueva York, para protestar contra las grandes marcas de corsetería que no incluyen a mujeres de tallas grandes, con michelines, celulitis, estrías o flacidez.

Para ello, sin pensárselo dos veces, más de una veintena de mujeres con todo tipo de cuerpos y colores de piel salieron en ropa interior para reivindicar la diversidad y luchar contra los tiránicos cánones de belleza.

«Mujeres de diferentes culturas, tonos de piel, mujeres transgénero, mujeres de diferentes edades y orientación sexual, con la cara llena de maquillaje y algunas sin él, piernas enceradas o sin cera, veganas y carnívoras. ¡No hay discriminación!», apuntó la organizadora del acto, Khrystiana, que compartió bastantes imágenes y diferentes de la protesta callejera en su cuenta de Instagram. Este grupo de féminas «pretende demostrar que cualquier mujer puede ponerse ropa interior y mostrarse tal como es». #TheRealCatwalk (La pasarela real), como fue llamado al desfile, buscaba que las mujeres que se sientan mal con sus cuerpos al ver el mundialmente famoso show de Victoria’s Secret «encuentren otros referentes y abracen la diversidad».

«Sí, hacía frío; sí, era aterrador, pero nuestra cálida energía nos hizo avanzar y mostrarnos en un escaparate inolvidable. Queremos que todas las mujeres se sientan fuertes y hermosas. Ningún medio de comunicación debe decirte cuáles son tus defectos y cómo debes cambiar», afirmó Khrystiana.

«La positividad corporal para mí significa plena inclusividad; no se trata únicamente de mujeres curvilíneas, sino de cada mujer: pequeña, atrevida, transgénero, mujeres en sillas de ruedas, todos los tonos de piel, en forma, delgadas, con pecas, mujeres con diversas discapacidades, todas merecen sentirse hermosas», concluyó la organizadora.

Outbrain