SIGUE PENDIENTE DEL ÚLTIMO TRÁMITE AMBIENTAL

La azucarera pide documentación para el abono de las tasas urbanísticas y de obra

Osuna se muestra más optimista, aunque «hay que seguir esperando»

REDACCIÓN MÉRIDA

El alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, informó ayer que la empresa dubaití Al-Khaleej Sugar, promotora de la planta azucarera que podría construirse en el polígono industrial Expacio Mérida, ha solicitado al ayuntamiento la documentación necesaria para calcular el abono de las tasas de licencia urbanística y de obras. Se trata de un paso más para la instalación de este gran proyecto empresarial en Mérida, aunque todavía quedan pendientes la declaración de impacto ambiental y algunos otros flecos del proyecto, según el regidor.

«Hay que ser prudentes y esperar a que la empresa tome la decisión definitiva, pero yo, personalmente, lo veo con más optimismo», señaló ayer Rodríguez Osuna. Como se recordará, la planta azucarera lleva aparejada una inversión de 400 millones de euros y la creación de 200 empleos directos. Al margen de la ubicación que la empresa decida finalmente (también baraja instalarse en Reino Unido), la planta cuenta con todos los requisitos que pedía, excepto la tramitación de los permisos ambientales que debe resolver la Junta.

Sí se ha completado ya la modificación del PIR del polígono industrial y la reforma de las ordenanzas fiscales para aplicar una bonificación del 95% en el IBI, el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y el de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), tal y como habían solicitado los promotores «como condición sine qua non».

Outbrain