La deuda municipal baja a los 42 millones tras reducirse un 44% desde el año 2015

El Ayuntamiento de Mérida cerrará el año 2017 con una deuda de 42 millones de euros, cifra en la que se incluye el pendiente con los bancos y los proveedores. En lo que va de legislatura la deuda se ha reducido un 44%, pues suma 33 millones menos que en junio de 2015, cuando alcanzaba los 75. El alcalde, Antonio Rodríguez Osuna, y la portavoz municipal, Carmen Yáñez, ofrecieron ayer estos datos en su balance anual. Según explicaron, la rebaja de la deuda ha sido posible gracias a la amortización de los préstamos contraídos para pagar a proveedores (cinco millones menos), lo que a su vez ha permitido rebajar a los 39 días el periodo medio de pago de facturas. Además, actualmente el ayuntamiento está al corriente de pago con todos los colectivos, entidades y consorcios. Asimismo, se han renegociado un gran número de contratos de servicios y suministros que estaban «inflados», de forma que se han abaratado servicios y se ha logrado mejorar la gestión de los recursos públicos.

Outbrain