tribuna

Impulso al desarrollo de nuestros pueblos

Miguel Ángel Gallardo Miranda Presidente de la Diputación Provincial de Badajoz

El Día de Extremadura es siempre un momento excelente para reflexionar y planificar el trabajo que nos compete como sociedad extremeña comprometida con su futuro. Tenemos por delante meses de exigente actividad que nos obligará a estar atentos para mantener a Extremadura en la senda de un desarrollo económico sostenible y beneficioso para todas las capas sociales.

Desde la Diputación Provincial de Badajoz eso nos compromete a seguir profundizando en políticas de apoyo a los municipios y a sus ciudadanos que tan buenos resultados han arrojado en los últimos meses. Como ya tuve ocasión de expresar en mi comparecencia del pasado mes de julio con la que resumí el último año de legislatura, el organismo provincial se ha convertido en un instrumento que ha insuflado oxígeno económico en los pueblos de la provincia para permitir a sus vecinos vivir con calidad.

Nuestros programas funcionan como un potente instrumento para contribuir a la sostenibilidad social y económica de los municipios. Programas como el Dinamiza o el de Anticipos Reintegrables permiten realmente cambiar la vida de las personas porque crean oportunidades para las mismas y actúan de forma solidaria sobre el conjunto de ayuntamientos, protegiendo de forma especial a los más débiles.

Un riguroso estudio sobre el impacto de los fondos referidos anteriormente nos ha permitido descubrir que han incrementado los presupuestos municipales en una media del 15% y han llegado al 98,78% de los municipios. Y al 100% de los poblados y entidades locales menores. Estos resultados permiten mantener la cohesión y el equilibrio entre poblaciones e impulsar el empleo local en un momento de honda preocupación por la despoblación que empieza a ser detectada en nuestro territorio.

Actuaciones como Dinamiza han permitido la creación del 13,74% del empleo generado en 2016 en los municipios pacenses atendidos a lo largo del pasado año.

La acción de la Diputación Provincial puede y debe tener un efecto multiplicador de las economías locales y sus fondos alcanzan la máxima utilidad cuando inciden en la mejora de infraestructuras básicas como las de salud, educación, comunicaciones, transporte, deporte y cultura en general.

Entre esas infraestructuras básicas de comunicación que Badajoz y Cáceres necesitan está también un tren rápido y capaz de atender las necesidades de transporte de viajeros y mercancías de la región, un derecho que hasta ahora le viene siendo negado a Extremadura y que reivindicamos sin desmayo ante el Gobierno central.

Queremos que el futuro sea propicio para todos los seres humanos sin excepción y por eso, quiero que mi recuerdo antes de terminar sea para todas las víctimas del terrorismo y para sus familias. Reitero aquí los deseos de paz y respeto a la vida humana que expresé ya con mi asistencia a la manifestación del pasado día 26 en Barcelona. Y plasmo otra vez nuestra voluntad común de combatir al terrorismo y defender las libertades públicas desde la responsabilidad conferida democráticamente.

Outbrain