MOTO GP

La Guardia Civil realizó más de 1.500 servicios durante el Gran Premio de Aragón

A pesar de que al campeonato asistieron un total de 113.447 aficionados a lo largo de todo el fin de semana, con una afluencia máxima la jornada del domingo 24 70.541 espectadores, no se produjeron hechos graves

Circuito de Motorland
EL PERIÓDICO / ARCHIVO

EFE

La Guardia civil realizó más de 1.500 servicios durante las tres jornadas de duración del Gran Premio de Aragón de Motociclismo, celebrado el pasado fin de semana en el circuito de Motorland Aragón, en Alcañiz (Teruel).

Se trata del mayor dispositivo de seguridad que se despliega en Aragón para un evento deportivo, según señala la Benemérita en un comunicado, en el que detalla los datos del despliegue.

Así, a pesar de que al campeonato asistieron un total de 113.447 aficionados a lo largo de todo el fin de semana, con una afluencia máxima la jornada del domingo 24 70.541 espectadores, no se produjeron hechos graves, según explican las mismas fuentes.

El comunicado detalla como balance un investigado por delito contra la propiedad industrial, tres investigados por delitos contra la seguridad vial, así como 29 alcoholemias positivas y 10 por drogas.

Además, se realizaron doce denuncias por tenencia y/o consumo de drogas en la vía pública, cinco más por delitos contra la propiedad, así como otras relacionadas con la normativa de acampadas o incendios.

El dispositivo finalizó en la tarde de ayer domingo a las 17:30 h, tras llevarse a cabo la evacuación del circuito en un tiempo récord, y una vez restablecida la circulación del tráfico en la vías de acceso y de influencia a la zona, sin registrarse incidente alguno.

El operativo se ha desplegado entre el circuito de Motorland, la ciudad de Alcañiz y su entorno, con cuatro dispositivos habilitados para Seguridad Vial, Orden Público, Seguridad Ciudadana y antiterrorista, y un total de 1.500 agentes.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controló las vías de acceso al circuito, a la ciudad y sus alrededores y la movilidad y seguridad en las carreteras, por lo que fue el grupo más numeroso, reforzado, además, por agentes de Zaragoza y Huesca.

A lo largo de estos días se realizaron 2.695 pruebas de alcoholemia y 28 de drogas.

El orden público fue garantizado por varias unidades del Grupo Rural de Seguridad (GRS), pertenecientes a la Agrupación de Reserva y Seguridad (A.R.S.), que junto con el Escuadrón de Caballería se encargaron de mantener la seguridad y el orden público tanto en el interior del circuito como en la población de Alcañiz y su entorno.

En cuanto a la seguridad ciudadana, cuya misión fue la prevención y reacción ante hechos delictivos, estuvo a cargo de las patrullas de la compañía de Alcañiz, apoyadas por las diferentes especialidades de búsqueda, localización y desactivación de explosivos; especialistas en actividades subacuáticas, el servicio cinológico y del servicio de protección de la naturaleza.

Debido al nivel de alerta de seguridad ante atentados terroristas, se reforzaron los controles de acceso al circuito con agentes, así como efectivos de la unidad cinológica detectora de explosivos.

También contaron con la colaboración de cuatro agentes de la Gendarmería francesa, dentro del marco de colaboración policial transfronterizo.

Durante estos días se instaló una oficina de recogida de denuncias en el interior del circuito y otra estuvo en el propio Cuartel de Alcañiz, con disponibilidad las 24 horas.

Las unidades contaron con la presencia de un helicóptero de la Guardia Civil, que les prestó apoyo aéreo.

Todo el dispositivo de seguridad se ha dirigido desde el centro de mando (CEMAN) de la Guardia Civil instalado en el circuito, con el apoyo de medios técnicos como un camión de transmisiones y un helicóptero sobre las posibles zonas conflictivas.

En total, fueron coordinados 1.500 agentes en 108 motocicletas y 111 vehículos.

Outbrain