Márquez: "La ausencia de Rossi no cambia la película"

Los candidatos al título de MotoGP creen que la lucha, en Misano, será tan intensa o más que cuando está presente en 'Doctor'

Marc Márquez, a la derecha, bromea con el británico Cal Crutchlow, en la conferencia de prensa de ayer en Misano (Italia).
ALEJANDRO CERESUELA

EMILIO PÉREZ DE ROZAS / MISANO (Enviado especial)

“No cambia absolutamente nada. Nada”. Todos los candidatos al título mundial de MotoGP, todos, creen que la ausencia momentánea del italiano Valentino Rossi (Yamaha) no hará variar su manera de afrontar el Gran Premio de San Marino, que se corre este fin de semana en Misano (Italia) y, por tanto, la recta final del campeonato: San Marino, Aragón, Japón, Australia, Malasia y Valencia. ¿Por qué?, “sencillo –dicen Marc Márquez en nombre de todos—porque el campeonato sigue y seguirá igual de apretado ahora y cuando regrese ‘Vale’, que estoy seguro lo hará lo antes posible”.

El Mundial está liderado por el italiano Andrea Dovizioso (Ducati, 183 puntos), seguido del propio Márquez (Honda, a 9 puntos), Maverick Viñales (Yamaha, a 13 puntos), Rossi (Yamaha, 26 puntos) y Dani Pedrosa (Honda, a 35 puntos). “A todos nos duele la manera en que ‘Vale’ está, de momento, fuera de la pelea, pero cuando vuelva todavía dará guerra y dudó que esté ya fuera de la pelea por el título”.

Márquez, por cierto, aprovechó su presencia en Misano para señalar a los folloneros de las redes sociales que le criticaron por haber publicado una foto suya, practicando cross, justo el día que se lesionó ‘Vale’. “Aquel que piense que aquella imagen en mi instagram iba con doble intención entiende poco de motos y nos conoce muy poco a los pilotos. Ninguno de nosotros, ¡nadie!, desearía que le ocurriese a los otros cualquier percance que le impidiese competir. A nosotros nos gusta correr, enfrentarnos en la pista y, si estamos todos, mejor que mejor. Una lesión así, además, tibia y peroné a la vez, no se le desea a nadie. Suerte que yo, después de lo del 2015, ya voy por mi cuenta y solo leo lo que me interesa. Yo sé lo que es perder un título por una lesión, lo sé muy bien porque lo perdí en el 2011, así que me parece muy feo, muy mal y muy mal intencionado pensar que mi foto iba con doble intención”.

Márquez, que pese a la fuerza demostrada por ‘Dovi’ (el único que ha ganado cuatro carreras) sigue siendo el favorito para muchos, cree que la ausencia de Rossi “no cambia la película de las próximas carreras, pues siguen habiendo cuatro grandes candidatos”. El ‘nen de Cervera’ ha recibido con satisfacción la información de los ingenieros de Honda en el sentido de que el estallido de su motor en Silverstone (su tercero cero del año) fue pura mala suerte. “Me han dicho que podemos seguir igual y que no hay nada de qué preocuparse”.

Dovizioso coincide con Márquez en el sentido de que la ausencia del ‘Doctor’ no le hará cambiar “para nada” el planteamiento de la carrera del domingo. “Me sobran rivales en pista, así que la atención tendrá que seguir siendo al mil por mil y las ganas de ganar, o subir al podio, idénticas”. Otro tanto defiende Viñales, compañeros de equipo de Rossi. “Hombre, correr sin Valentino al lado me complicará un poco la puesta a punto durante el fin de semana pues su recogida de datos, como a él la mía, a veces me ayuda”. Eso sí, Viñales cree que Yamaha hace bien “de momento” en no subir a ningún piloto en la moto de Rossi. “Valentino es insustituible ¿no? Nadie puede hacer de Rossi ¡nadie!, así que no tiene sentido poner a otro en su moto”.

Mientras todo ocurría en Misano, Rossi ha permitido entrar en su casa de Tavullia, a unos 12 kilómetros del trazado donde este fin de semana se celebra el Gran Premio de San Marino, a varias televisiones con derechos en el Mundial de MotoGp, entre ellas Movistar TV. Y, claro, ha explicado la manera en que se produjo la doble fractura de tibia y peroné de su pierna derecha que fue, en efecto, tal como explicó EL PERIÓDICO en su edición del pasado jueves. “Estaba con la moto de enduro con los amigos, en las colinas que hay en Urbino, en el campo, es algo que llevo haciendo desde que tenía 18 años, ya lo hacía con mi padre cuando era joven. Cuando llegábamos al final, en la bajada, llegué a una curva a bastante baja velocidad, pero pasé por encima de alguna piedra y perdí la dirección. Para no caerme pues el pié en el suelo y como estaba bajando todo el peso de la moto cayó sobre mi pierna y me la rompí. Es algo que he hecho 200 veces y estábamos ya a sólo 400 metros de acabar la vuelta”, explica ‘Vale’.

Sobre su regreso a las pistas se mantiene en que se tomará su tiempo, pese a que, en Misano, muchos dan por hecho que intentará regresar, dentro de quince días, en el Gran Premio de Aragón, que se celebra, el último domingo de este mes, en el trazado de Motorland. “Ya he aprendido de otras ocasiones que en este proceso de reeducación debes ir día a día, dependes mucho del dolor, de la pierna, intentaremos volver lo antes posible. En Aragón es muy difícil, sólo habrán pasado 22 días, necesitamos un mínimo de 40, si no podemos volver en Aragón lo intentaré en Motegi”, durante el GP de Japón de mediados de octubre.

Outbrain