se cobra habitualmente el día 28 y hasta ayer no se dieron las órdenes de pago

El pago de nóminas de la plantilla municipal se retrasa una semana

La edil de Personal señala que se ha debido a desajustes informáticos. Los sindicatos advierten de que hay familias «que solo viven de ese sueldo»

La concejala de Personal, Sonia Grande.
TONI GUDIEL

RAQUEL RODRÍGUEZ plasencia@extremadura.elperiodico.com PLASENCIA

Toda la plantilla del ayuntamiento, unas 700 personas según la concejala de Personal, Sonia Grande, cobrarán la nómina de noviembre con al menos una semana de retraso respecto a la fecha habitual. Grande explicó ayer que la demora se ha debido a «desajustes entre distintos programas informáticos» de departamentos municipales, pero fuentes sindicales criticaron que «no se puede consentir» porque «las familias tienen que comer, y hay quien solo tiene ese sueldo».

Fueron varios los trabajadores que se pusieron ayer en contacto con este periódico para denunciar la falta de cobro de la nómina. Habitualmente, se cobra el 28 de cada mes y ayer se cumplió una semana de retraso. Y justo ayer, la concejala dijo que «el conserje ha llevado los pagos bancarios a los bancos».

Según su opinión, aquellos con cuenta en Liberbank, cobrarían ayer y, el resto, podría hacerlo también ayer o esperar hasta el jueves, en función de la política de cada banco.

En todo caso, explicó que, la semana pasada, se detectó un desajuste de 900 euros entre los programas informáticos de los departamentos de Personal e Intervención, por lo que se paralizaron los pagos «para ver dónde estaba el descuadre».

Así, técnicos de Personal y el Oficial Mayor se reunieron con la empresa asesora de estos programas. «Se cambiaron hace un año, pero todavía hay deficiencias que se van corrigiendo». Según señaló, «el viernes se corrigió casi todo y se pasó a Tesorería», pero no dio tiempo a autorizar los pagos.

Sin embargo, después surgió otro desajuste «de un euro», entre los departamentos de Intervención y Tesorería y volvieron a paralizarse. La edil dijo ayer que «nadie tiene la culpa de los accidentes, no se puede echar la culpa a alguien específico», aunque sí apuntó a cierta «falta de voluntad». Según CSIF, «posiblemente quien lo haya parado tenga toda la razón, pero me parece exagerado para el daño que se causa, por un euro, y el gobierno municipal no lo puede consentir». Mientras los afectados recuerdan el trastorno que puede suponer, Grande dijo que habrá otra reunión con la asesoría informática para «que no vuelva a pasar».

Outbrain