El importe asciende a 36,6 millones

Plasencia aprueba el presupuesto municipal sin el apoyo de la oposición

Un momento del pleno del Ayuntamiento de Plasencia.

EFE

El pleno del Ayuntamiento de Plasencia (Cáceres) ha dado luz verde, con los votos a favor del Grupo Popular, en contra del PSOE, Plasencia en Común y Ciudadanos, y la abstención de eXtremeños, al presupuesto municipal para el 2018, que asciende a 36,6 millones de euros.

En el transcurso de la sesión ordinaria correspondiente al mes de diciembre, que se ha prolongado por espacio de casi cinco horas, el edil de Economía y Hacienda, José Antonio Hernández, ha defendido que se trata del presupuesto "más alto" del equipo de Gobierno del PP.

Así, con un montante de 36.660.326 euros, las cuentas municipales para el próximo año crecen un 15% con respecto a las de 2017, lo que supone un aumento de 5.324.260 euros.

Hernández ha destacado que este ascenso se debe principalmente a la incorporación de 2.721.260,74 euros procedentes de los fondos europeos y al aumento del Impuesto sobre Instalaciones, Construcciones y Obras (ICIO), según los resultados de 2017

A su juicio, este aumento del presupuesto repercutirá en una mejora de los recursos humanos, los servicios municipales y supondrá un aumento de la inversión.

En relación a las inversiones, el presupuesto incluye una partida de 6,4 millones de euros, de los que 1.846.000 se financiarían con la venta de solares, por lo que finalmente serán 4.555.000 euros los que podrá gastar el ayuntamiento al inicio del año.

Por lo que respecta a los gastos, el concejal ha destacado que "se va a hacer un esfuerzo en el empleo y la contratación de personal", ya que se dedica un millón de euros a complementar los tres Planes de Empleo que gestiona la Junta de Extremadura.

Además, se destinarán 700.000 euros a la contratación de personal laboral y a mejorar las condiciones laborales de los trabajadores municipales.

Por su parte, tres de los cuatro grupos de la oposición -PSOE, Plasencia en Común y Ciudadanos- han expresado su rechazo a unas cuentas municipales que consideran "irreales", que no resuelven los problemas que aquejan a la ciudad, no crean empleo de calidad y se apoyan en la venta de patrimonio para ejecutar "unas mínimas inversiones".

El edil de eXtremeños y exalcalde de la ciudad, José Luis Díaz, ha optado por abstenerse ante unas cuentas que "si bien son correctas, son mejorables en ciertos aspectos", ha dicho.

El plenario también ha dado luz verde a la Relación de Puestos de Trabajo y a los convenios de financiación con las Entidades Locales Menores de San Gil y Pradochano.

Outbrain