Vivas y salvas a la Inmaculada la noche del jueves 7 de diciembre

250 jinetes 'encamisaos' y 150 escopeteros participan en la Encamisá de Torrejoncillo

Imagen de la Encamisá del año pasado.

EFE

250 jinetes 'encamisaos' y unos 150 escopeteros se volcarán en la localidad cacereña de Torrejoncillo en "vivas y salvas" a la virgen de la Inmaculada la noche del jueves 7 de diciembre en la Fiesta de Interés Turístico Nacional de La Encamisá, que aúna fe y costumbres de este municipio.

El alcalde de Torrejoncillo, Moisés Paniagua, ha presentado hoy esta celebración, sin una fecha concreta de comienzo pero con un "origen bélico", tras "encomendarse un torrejoncillano a la virgen durante alguna batalla y la posterior representación en el pueblo", según ha explicado el edil.

Junto al alcalde, han estado presentes el presidente de la Asociación de Paladines de La Encamisá, Juan López, y el mayordomo de este año, Antonio Pérez, que será quien, la víspera del "día de la Pura", porte desde la Iglesia de San Andrés el estandarte mariano por las calles del pueblo a partir de las 22.00 horas y hasta la 1.00.

Antes, las campanas de la iglesia repicarán para llamar a los feligreses a la celebración de la novena a María Inmaculada, tras la cual se entregará el estandarte al mayordomo, montado a caballo, y comenzará la procesión, un momento que esperan los torrejoncillanos durante todo el año y en el que "se desviven", ha apuntado el responsable de la asociación.

"Llevar el estandarte supone lo más grande que existe, todos sueñan con llevarlo, es un reto", ha explicado Antonio Pérez, quien será por primera vez su portador tras una promesa realizada hace más de veinte años.

Por su parte, Paniagua ha invitado a acudir a esta fiesta, "una de las más singulares y emblemáticas de España", en la que no faltarán también los fuegos artificiales, los faroles y las "jachas", unas antorchas que alumbrarán el paso de la procesión por el municipio, que "abre sus casas" para que los visitantes degusten vino y dulces típicos de la tierra como las cañas y los coquillos.

El programa de la fiestas incluye, además de las celebraciones propias del fervor religioso a la virgen, una exposición de carteles en la casa de cultura y actividades infantiles, como un festival "el día de la Pura chica", el sábado 9 de diciembre.

Outbrain