Le apaleó hasta morir y luego le cortó la cabeza

Detenido un hombre por la muerte de un burro en Cañamero

Cabeza del burro muerto.
GUARDIA CIVIL

EUROPA PRESS

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza de Guadalupe (Cáceres) han detenido a un hombre de 50 años de la localidad cacereña de Cañamero como supuesto autor de la muerte de un burro.

Según la investigación, el detenido golpeó varias veces en la cabeza del equino hasta causarle la muerte y, seguidamente, se la cortó con un hacha, según ha informado la Guardia Civil.

En concreto, los efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), de la Guardia Civil de Guadalupe, tuvieron conocimiento de los hechos el día 23 de noviembre, gracias a la colaboración ciudadana.

De hecho, los ciudadanos fueron quienes alertaron al Centro Operativo Complejo de la Comandancia de Cáceres de que un vecino de Cañamero había "dado muerte a un burro golpeándolo repetidamente en la cabeza con un objeto contundente, decapitándolo posteriormente y procediendo incluso a la evisceración del cuerpo del animal".

Además, mientras el supuesto autor de la muerte descuartizaba y evisceraba el cuerpo del equino, sufrió heridas por cortes del hacha y se seccionó parcialmente varios tendones de los dedos de la mano derecha, por lo que tuvo que ser trasladado, inicialmente, hasta el Servicio de Urgencias del Centro de Salud del municipio.

Seguidamente fue derivado, a la vista de la gravedad de las lesiones, hasta el hospital de San Pedro de Alcántara en Cáceres, donde procedieron a la sutura de los cortes y reconstrucción de las extremidades afectadas.

Tras ser atendido de las lesiones y dado de alta por los servicios médicos del centro hospitalario, los agentes de la Guardia Civil procedieron a la detención del hombre, al que se le atribuye la presunta comisión de un delito sobre la protección de la flora, fauna y animales domésticos, en su variante de maltrato animal.

Este delito se encuentra contemplado en el artículo 337 del vigente Código Penal y castigado con penas de prisión de hasta 18 meses e inhabilitación especial para la tenencia de animales, cuando a resultas del maltrato, como es el caso, se haya producido la muerte del animal.

Por todo ello, el detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Logrosán (Cáceres).

Outbrain