EN LA AUDIENCIA DE NAVARRA

La defensa califica de "película pornográfica" los vídeos grabados por 'la Manada'

El abogado de tres de los procesados por la violación de San Fermín del 2016 desacredita tanto la declaración de la víctima como a su persona

El furgón de la Policía con los cinco acusados de una supuesta violacion en San Fermín 2016 abandona el Palacio de Justicia de Navarra.
/ EFE / VILLAR LOPEZ

EL PERIÓDICO

El abogado Agustín Martínez Becerra, que defiende a tres de los cinco miembros de 'la Manada' acusados de la violación de una joven en San Fermín del 2016, ha asegurado este martes en su informe final que los siete vídeos de 96 segundos grabados por dos de los procesados eran simplemente una "película porno, no de ficción” y que la relaciones sexuales que mantuvieron con la chica fueron “consentidas y placenteras". Incluso, ha dicho que, aunque parece increíble por la edad la denunciante, 18 años, esta pudo realizar una “fantasía sexual” teniendo sexo con varias personas a la vez.

El letrado de la defensa ha pretendido desacreditar la versión de la muchacha, resaltando sus contradicciones y hasta su forma de comportarse (como se sentaba en la silla en la vista, que era aficionada a un reality con contenido sexual, entre otras cuestiones) , ha cuestionado la instrucción de la causa, con la que según sus palabras, empezó “la caza de la Manada”, y ha sostenido que sus clientes, a los que se les ha vilipendiado y “destrozado su imagen”, no deben estar “ni un día más privados de libertad.

Imbéciles y patanes

“Mis representados no son modelo de nada, pueden ser verdaderos  imbéciles,  patanes, primarios, simples, infantiloides, pero son buenos hijos, muy unidos a su familia. Algunos trabajan y otros lo intentan”, sostenido Martínez Becerra. El letrado también ha criticado las pruebas periciales, tanto los informes de los forenses como las psicológicas, están "viciadas" desde su inicio, al partir de que se había cometido una "agresión sexual", cuando, a su entender, no ha sido así. Al menos dos procesados han roto a llorar. La fiscalía, sin embargo, cree que existió violación y reclama para cada uno de los cinco acusados un total de 22 años y 10 meses de prisión.

Outbrain