+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FINALIZADOS LOS TRABAJOS PARA ARREGLAR Y FORTALECER LA CUBIERTA DEFECTUOSA DEL CENTRO CULTURAL SAN ANTONIO

La biblioteca reabre de nuevo sus puertas tras once meses cerrada

El alcalde atribuye el retraso a la Junta «por su falta de cooperación» para sacar adelante la obra. El arreglo se ha realizado con fondos municipales después de no recibir ayudas del Ejecutivo regional

 

Sala infantil de la biblioteca municipal abierta al público en la habitación anexa a la sala principal de la biblioteca. - R.C.

Reforzamiento de las vigas cerchas de la cubierta de la biblioteca. - R.C.

RODRIGO CABEZAS
13/01/2017

Once meses después, los usuarios de la biblioteca municipal han vuelto a las salas habilitadas en el centro cultural San Antonio, después de que finalizaran los trabajos de reforma de la cubierta del edificio, unas labores obligadas tras encontrarse deficiencias en el techo a raíz de la rotura de una de las vigas cerchas en la sala de exposiciones, cercana a la sala de la biblioteca, también en la parte alta del conventual. La biblioteca ha reabierto sus puertas en horario habitual, es decir, entre las ocho de la mañana y las diez de la noche, de lunes a viernes; y de nueve a dos los sábados.

Son muchos los que se preguntan por qué ha tardado tanto esta reforma que se ha realizado únicamente con fondos municipales, ya que la petición realizada por el equipo de gobierno a la Junta para financiar parte de la ejecución no ha obtenido respuesta, según confirma el propio ayuntamiento. El alcalde, José García Lobato, que supervisaba los trabajos un día antes de la reapertura, ha pedido disculpas a los usuarios, pero deja claro que este retraso «no es por hechos achacables al ayuntamiento, sino por la falta de respuesta y cooperación de la Junta» para sacar adelante la actuación.

Fue el 15 de febrero, tras la rotura de la viga mencionada, cuando el equipo de gobierno decidió clausurar toda la parte alta del centro cultural. El alcalde asegura que tras el derrumbe de la sala infantil en 2011 «no era momento de arriesgar la seguridad de los ciudadanos», optando por realizar una evaluación de toda la cubierta. Los ensayos de expertos arrojaron deficiencias en 18 puntos de apoyo de vigas cerchas y humedad en 51 puntos de coronación. Durante los ensayos, los técnicos de obra municipales comprobaron el proyecto primitivo de construcción de la cubierta de hace más de 20 años y observaron incongruencias entre los distintos documentos relativas a la ejecución de los tipos de apoyo de las vigas, al tiempo de madera empleado, a las características de las piezas metálicas usadas, entre otros asuntos. Tras recibir el informe del arquitecto municipal y los resultados de los ensayos en abril se observa que el problema viene de una mala ejecución de los trabajos de la cubierta, realizados en su momento bajo mandato del PSOE en la Junta, por lo que se decide depurar responsabilidades, apuntan desde el consistorio. Se solicitó una reunión el 20 de abril y tras derivarse a la dirección general de Bibliotecas, el encuentro no se produce hasta el 9 de junio. Francisco Pérez, director general, expresó que la Junta tenía una responsabilidad moral en el asunto, según indican desde el ayuntamiento. En julio, técnicos de la Junta visitaron el edificio a instaron a redactar un proyecto que describiera las obras de reforma de la cubierta. En apenas dos semanas se le remitió el informe, el 29 de julio, aunque hasta el 1 de septiembre no se recibió la aprobación de los trabajos propuestos. Seguidamente se inició el expediente de contratación para adjudicar la obra que finalmente ha realizado Construcciones Quintino por 27.000 euros.

El alcalde asegura que, pese a pedirle ayuda en varias ocasiones, aún no han obtenido respuesta y tampoco esperan tenerla para la reforma de la cubierta de la sala de exposiciones, cuyo proyecto es independiente. La actuación actual sólo ha arreglado los defectos de la parte de la biblioteca, que tenía más urgencia, pero falta aprobar y realizar ahora la obra de la sala de exposiciones, cuyo presupuesto, calculan, será similar. El alcalde ha confirmado que esta actuación se hará cuando haya partida presupuestaria, pero siempre en 2017.

En las últimas semanas, técnicos y monitores de la Concejalía de Cultura han estado realizando la reordanación de todos los libros y el material de las salas de estudio y lectura.