+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

3 LA COOPERATIVA adquirió durante 2016 más herramientas para prestar el servicio diario a la ciudad

Minusbarros invierte unos 60.000 euros en maquinaria para limpieza

Presenta un nuevo vehículo eléctrico que sirve para barrer y triturar las hojas. La cooperativa ha doblado su personal en cuatro años y tiene ya 56 trabajadores

 

El nuevo vehículo eléctrico junto al resto de máquinas adquiridas por Minusbarros para la limpieza. - R. C.

RODRIGO CABEZAS
21/01/2017

La cooperativa Minusbarros, encargada de la limpieza viaria de Almendralejo, además de otros servicios como la limpieza de parques y jardines o el de consejería, ha invertido durante 2016 más de 60.000 euros en la adquisición de más maquinaria y herramientas con el objetivo de seguir ofreciendo el mejor servicio de limpieza para la ciudad. Varios de sus integrantes, acompañados de su gerente, José María Galvañ y del alcalde José García Lobato, presentaron la adquisición de un nuevo vehículo eléctrico, valorado en unos 40.000 euros, cuya función es la recogida de hojas mediante una aspiradora industrial que después tritura la hoja y la elimina. La camioneta incorpora un depósito de 500 litros con una manguera a presión para realizar más labores de limpieza. «Nos gusta estar comprometidos con la sociedad desde siempre y por eso los últimos vehículos que estamos adquiriendo son todos eléctricos», explicó su gerente.

Además del vehículo, Minusbarros ha comprado cuatro sopladoras eléctricas, una desbrozadora, dos barredoras eléctricas que suele utilizar en los patios de los colegios y seis sopladoras manuales. Cuenta también con un triciclo eléctrico para servicios de limpieza urgente que ha sido donado por Ferrovial.

El alcalde agradeció a Minusbarros el esfuerzo realizado para seguir ofreciendo un buen servicio, aunque recordó que la limpieza de la ciudad depende, fundamentalmente, de los ciudadanos. «Para que la ciudad no esté sucia debe haber un compromiso de cada uno de nosotros. Si no clasificamos residuos o no lanzamos toda la basura a los contenedores, el problema lo generamos nosotros», destacó. Lobato puso como ejemplo la suciedad que suele haber por la noche en la calle Real «cuando hay más de 20 papeleras repartidas por toda la zona. Ese problema es nuestro, de los ciudadanos», insistió. También pidió una vez más a las personas que tienen mascotas que intenten recoger los excrementos de la vía pública.

Más empleados / La cooperativa Minusbarros, única existente en la región en la que todos sus empleados cuentan con algún tipo de discapacidad, no para de crecer. En apenas cuatro años ha doblado el número de empleados en su plantilla alcanzado la cifra de 56. Galvañ manifestó que el pasado año han sido cuatro los trabajadores nuevos que se han incorporado a Minusbarros y destaca que 51 de los 56 empleados tienen contrato indefinido.

Además, destacó cómo esta cooperativa se ha convertido en «una de las grandes empresas de Almendralejo» y resaltó no solo la calidad de su servicio, sino también la capacidad que ha tenido para diversificar su negocio en varias áreas y parcelas.

El alcalde resaltó tambén la importancia que ha tenido la renovación del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos con la instalación de los contenedores de carga lateral accionados con palanca y camiones especiales de recogida que permiten «más eficiencia y seguridad» para los trabajadores. Próximamente se instalarán 50 nuevos contenedores de este tipo, según avanzó el regidor popular.