+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

JUICIO EN LA SECCIÓN PRIMERA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL

El acusado de tentativa de homicidio afirma que actuó para defenderse

El segundo dice que no estuvo en el lugar de los hechos cuando ocurrieron. La acusación pide 12,5 años para cada uno por los delitos de intento de asesinato

 

José R. García Salas, de la derfensa, e Ignacio S. Rubiano, acusación. - OTO

Fernando León Rejas Fernando León Rejas
12/01/2017

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Badajoz abrió ayer el juicio seguido contra A. G. A. acusado de un supuesto delito de lesiones y contra D. G. R., su sobrino, acusado de homicidio en grado de tentativa, mientras que un tercero, a quien el fiscal acusó inicialmente de un presunto delito de amenazas, y que quedo exculpado con anterioridad, durante la instrucción, solo compareció en calidad de víctima.

A. G. A. negó haber estado en el lugar de los hechos cuando estos ocurrieron y D. G. R. admitió haber participado en una pelea en la que la víctima recibió tres puñaladas, si bien señaló que el arma no era suya y no fue al lugar del suceso con intención de matar, sino que actuó para defenderse, según su abogada.

La víctima, por su parte, insistió en que fue agredido con arma blanca por parte de A. G. R. y que su tío sí estuvo y participó en la agresión (Ver diario de ayer), según la letrada de la defensa María José López Ordiales. El otro defensor es el abogado José Ramón García Salas.

El juicio, que continúa hoy con la declaración de los forenses sobre el grado de imputabilidad de los acusados y la gravedad de las heridas, cuanta, además de con la acusación del Ministerio Fiscal, que solicita 5 años de prisión por el delito de homicidio en grado de tentativa y dos por el de lesiones, cuenta también con acusación particular, que lleva el abogado Ignacio Santos Rubiano Liso. Éste plantea en sus conclusiones provisionales la petición de una pena de 12 años y 6 seis meses de prisión cada uno de los dos acusados, ambos de sendos delitos de asesinato en grado de tentativa, o alternativamente de tentativa de homicidio, según explicó a este diario.

La vista oral comenzó con retraso porque uno de los acusados se hallaba en prisión cumpliendo condena por otra causa, por lo que hubo que ir a burscarlo.

Los letrados de la defensa plantearán hoy, tras la declaración de los forenses y de practicar las pruebas periciales, la suspensión de la vista, por ausencia de dos testigos considerados esenciales y que no han comparecido, señaló López Ordiales.