+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA AUDIENCIA PROVINCIAL RECHAZA UN RECURSO DE LA CONCESIONARIA

Aqualia deberá arreglar un edificio de la calle Rivilla dañado por filtraciones

Los vecinos tuvieron que dejar sus casas declaradas en ruina

 

F. L.
07/01/2017

La Sala Civil de Audiencia de Badajoz desestima un recurso de Aqualia y condena a la empresa concesionaria del Servicio Municipal de Aguas a costear las obras necesarias para reparar los daños en el edificio número 7 de la calle Rivilla, producidos por filtraciones de agua, con un coste de 558.000 euros. El fallo confirma otro anterior del Juzgado de Primera Instancia número 3 y contra él no cabe recurso ordinario.

Dicha sentencia dio la razón a la comunidad de 14 propietarios del edificio y condenó a la concesionaria «a reparar íntegramente los daños y perjuicios producidos en el edificio y sus viviendas»·. El recurso de la empresa planteó una vulneración de la Constitución y otras normas, error manifiesto en la prueba, e incongruencia omisa, entre otras causas.

Así mismo, la empresa rechaza su responsabilidad en el deterioro del inmueble, que la Sala sí estima que se debió a «filtraciones de agua de abastecimiento de la red mantenida por Aqualia». Además, planteó que el edificio, «en el 2002, ya presentaba los mismos daños estructurales que tiene hoy», refiriéndose a un expediente de la Junta de Extremadura, del que «se entiende que los daños ya eran entonces definitivos». Y a un decreto de la Alcaldía de Badajoz, por el que «en virtud de los informes técnicos municipales, se ordenaba a los actores efectuar las obras necesarias para asegurar el edificio, pues el misma estaba en ruina técnica. Y en todo caso, Aqualia sostiene que estamos ante daños permanentes, no continuados».

Señala la sentencia en sus fundamentos que «en un contrato de suministro, las obligaciones del proveedor no se agotan en proporcionar el bien suministrad», que «responde también de los daños y perjuicios que se causan» con motivo del mismo.

La sala considera que «no hay prescripción»; y que «incumbe el mantenimiento y conservación de la red a Aqualia, por razón de la concesión del Ayuntamiento de Badajoz». La sentencia rechaza lo expuesto por Aqualia, de que hay «una resolución firme que declaró que la causa de la ruina del edificio fue únicamente la riada de 1997». Y recoge que el valor de la reparación asciende a 558.790 euros y no a los 269.517 que estima Aqualia.

   
1 Comentario
01

Por RIVILLAR 20:31 - 07.01.2017

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Al periódico decirles que está comunidad no es de 14 propietarios, son 8. y al responsable de aqualia solamente decirles que no creo que a estos propietarios les habrá hecho gracia marcharse en su día de sus viviendas y de gastarse el dinero que se han gastado en arquitectos, abogados, procuradores etc. sin haber tenido ellos ningún tipo de responsabilidad en el deterioro del edificio. Espero que nuestro Ayuntamiento les pongan a ustedes las pilas al igual que la Asociación de Vecinos de Pardaleras que para eso están. La justicia ya ha cumplido, ahora les toca a ustedes devolverles las viviendas en perfecto estado a estos propietarios.