+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA ARCHIVÓ EL JUZGADO DE INSTRUCCIÓN 2

La Audiencia ordena reabrir el caso del cobro de tasas en poblados

El portavoz socialista lo denunció y aportó un informe de Tesorería

 

F. L.
16/05/2018

La Sección Primera de la Audiencia ha dejado sin efecto el sobreseimiento provisional por el Juzgado de Instrucción número 2 de Badajoz de la causa instruida a raíz de la denuncia del portavoz del grupo municipal socialista, Ricardo Cabezas, por presuntos cobros irregulares por el uso de bienes públicos en las pedanías del Ayuntamiento de Badajoz. El caso se admitió a trámite en mayo del 2017 y se aportó un informe de la Tesorería del ayuntamiento. Tras el archivo en marzo pasado, el denunciante recurrió ante la Audiencia, que ahora dicta que «la investigación habrá de continuar, practicando las diligencias pertinentes».

En los fundamentos jurídicos, la Sala entiende que «de la documentación aportada con el escrito de denuncia se deduce, al menos de forma previsoria, que bajo la fórmula de ‘colaboración voluntaria’ se ha venido exigiendo presumiblemente cantidades a vecinos y usuarios de espacios públicos, instalaciones deportivas, etc.». Añade que «lo descrito, viene a revelar que .../ .... se ha podido imponer lo que vendría a constituir una auténtica tasa.... eludiendo las formalidades normativas y administrativas, en orden a la aprobación de dichas exacciones y la ulterior fiscalización de los fondos recaudados, lo que podría ser constitutivo, al menos indiciariamente, del delito tipificado en el art. 437 del CP, dado el carácter finalista de la colaboración requerida a los ciudadanos, por quien, no se olvide, tiene capacidad recaudatoria tributaria».

Indica la Sala que «no es óbice a la conclusión presuntiva a la que esta fase instructora se llega, que los órganos fedatarios y fiscalizadores locales hayan certificado la ausencia de ingresos derivados de las actividades descritas, habida cuenta de que si es presuntamente ilegal, no deja rastro alguno en registros públicos ni en cuentas del erario municipal».