+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Tras año de abandono

Buscan fondos para la rehabilitación del puente de Gévora

 

El puente tras la limpieza de la vegetación. -

EFE
13/02/2018

La asociación Amigos de Badajoz y el consistorio pacense buscan impulsar la rehabilitación del puente de Gévora, del siglo XVI, con el compromiso del ayuntamiento de que se pudieran aportar fondos, bien europeos a través de la estrategia DUSI o estatales del 1,5 por ciento Cultural, para esta tarea.

El presidente de Amigos de Badajoz, Manuel Márquez, ha dicho que los trámites para buscar la rehabilitación del puente están en marcha tras años de abandono.

Sin embargo, los trabajos pasan ahora por determinar la titularidad del monumento, convencido el colectivo de que el puente es un bien sin propiedad.

Para demostrar esta circunstancia, Amigos de Badajoz realiza un "rastreo casi policíaco", según Manuel Márquez, administración por administración, para aportar las pruebas de que se trata de un bien "sin dueño".

"Es una gestión muy difícil pero está muy avanzada", ha manifestado el responsable del colectivo.

El primer paso de la recuperación del puente pasaba, no obstante, por la limpieza del entorno de malezas, trabajos que ha acometido la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) recientemente, lo que Amigos de Badajoz ha agradecido.

El puente se encontraba en este sentido en absoluto abandono, totalmente invadido por maleza, árboles entre las piedras o en el mismo tablero del monumento.

El objetivo es recuperar un monumento que fue clave para las comunicaciones de Badajoz, pero que del mismo modo sufrió distintos enfrentamientos bélicos, guerra tras guerra, lo que le llevó a su abandono y posterior deterioro.

Fue construido sobre el río Gévora entre 1531 y 1535, por iniciativa del corregidor Pedro de Espinosa y con Gaspar Méndez como arquitecto e ingeniero de las obras.

Méndez fue ejecutor de la mayor parte de las obras de equipamientos y servicios o remodelaciones urbanísticas que se llevaron a cabo en el siglo XVI en Badajoz, como expresa la entidad Hispania Nostra, que incluye al monumento en su "Lista Roja" de patrimonio en peligro, donde se alerta del riesgo de derrumbe del arco central y adyacentes.