+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

en la calle Hermanos segura covarsí

Un enfermo salva la vida en un fuego gracias a su cuidador

Lo arrastró por el pasillo del piso hasta el descansillo para alejarlo de las llamas. El incendio causa importantes daños en la vivienda, que está en una sexta planta

 

Un dormitorio afectado por el humo. - S. GARCÍA Y CEDIDAS

El descansillo también sufrió desperfectos. - S. GARCÍA Y CEDIDAS

Fue su cuidador el que tras despertarse por el ruido y el olor a humo, consiguió arrastrarlo por el pasillo, donde se había desmayado, hasta el descansillo y ponerlo a salvo de las llamas. El incendio que la madrugada de ayer se originó en un sexto piso de la calle Hermanos Segura Covarsí, en Valdepasillas, causó importantes daños en la vivienda, pero afortunadamente sus moradores, un hombre mayor, enfermo, y su cuidador, solo resultaron afectados de carácter leve por inhalación de humo, según informaron los bomberos, que tardaron más de dos horas en controlar el fuego y ventilar la vivienda. También tuvo que ser atendido por la misma causa otro vecino del edificio, según la policía local.

El fuego se originó sobre las cuatro de la madrugada en el salón, donde presumiblemente se encontraba la persona enferma, y todo apunta a que se debió a que prendieron las faldas de una camilla, bajo la que había un brasero eléctrico encendido. En el piso había, además, un perro, que también fue rescatado por el cuidador.

Las llamas calcinaron por completo el salón y el pasillo del piso y provocaron importantes daños en el descansillo de la sexta planta. También se vieron afectados los descansillos de la séptima y la octava planta del bloque (las macetas que había quedaron completamente quemadas y las paredes negras por el humo). Según fuentes del parque de bomberos, no fue necesario desalojar a los vecinos de estas plantas, a quienes se recomendó que se mantuvieran en sus casas con las puertas bien cerradas.

Los bomberos se desplazaron al lugar con la autoescala, una autobomba y un vehículo de mando. Había 7 efectivos de guardia y no regresaron al parque hasta cerca de las 6.30 horas. Tras sofocar las llamas, procedieron a ventilar todas las estancias. Después de ser atendidos por el 112, los moradores del piso afectado fueron trasladados a un hotel por la policía local, porque el estado de la vivienda impedía que pudiesen volver a la misma. Cruz Roja les proporcionó ropa y medicamentos.

Los bomberos recomiendan que no se usen braseros con resistencias externas y que en caso de fuego se cierre la estancia donde se origine para evitar que se propague. Asimismo, se aconseja que se instalen detectores de humos en el salón, cocina y los pasillos y se cuente con extintores.