+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FUTURO ESPACIO VERDE

La Junta licita la primera fase para sellar el vertedero de las Cuestas en Badajoz

El presupuesto es de 670.000 euros y el plazo de ejecución, de siete meses. El ayuntamiento confía en que este entorno se recupere para la ciudad

 

Vertedero de ripios de las Cuestas de Orinaza. - OTO

Primer paso firme para acabar con el vertedero de las Cuestas de Orinaza y conseguir la recuperación ambiental de este espacio. El Diario Oficial de Extremadura (DOE) acaba de publicar el anuncio con el que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura convoca la contratación de la obra de recuperación ambiental de este área degradada por un presupuesto superior a 673.000 euros y un plazo de ejecución de siete meses.

Según el concejal de Medio Ambiente, Antonio Ávila, se trata de la primera fase de una actuación que contempla sellar por completo la escombrera y que podría prolongarse durante varios años, en función de la financiación que se destine cada anualidad. Para llevarla a efecto, en febrero del 2015, hace por lo tanto casi dos años, el Ayuntamiento de Badajoz adjudicó por concurso a la empresa Ogesa el estudio para la recuperación del vertedero de las Cuestas de Orinaza, que ejecutaría el Gobierno regional con fondos Feder. Según Ávila, la actuación completa rondaría los 4 millones de euros.

El ayuntamiento se adhirió al convenio interadministrativo de colaboración para la detección y evaluación de zonas degradadas por el vertido de residuos de construcción y demolición y su posterior sellado y recuperación. En el pleno en el que se aprobó la adhesión al acuerdo, el alcalde, Francisco Javier Fragoso, defendió su compromiso de convertir este espacio en una zona verde y en un parque.

Este convenio se sustentó en el acuerdo firmado en abril del 2014 entre la Junta y las dos diputaciones provinciales para la eliminación de escombreras, en el que se anunció una inversión de 1,8 millones de euros en toda la región.

Durante muchos años las canteras de las Cuestas de Orinaza se utilizaron como depósito de ripios y escombros e incluso funcionó una planta de acopio que dejó de existir por sentencia judicial. La intención del equipo de gobierno era que allí hubiese una planta de tratamiento mientras se recuperaba el entorno, pero esta ubicación ya se ha descartado y está buscando otra. Ávila expresó ayer su deseo de que las Cuestas se recuperen «el día de mañana como zona de esparcimiento de la ciudad».