18:22 h. EL JUICIO EN LA AUDIENCIA DE BADAJOZ CONTINÚA EL LUNES

La víctima del crimen de Colón de Badajoz fue apuñalado por la espalda y tapándole la boca

Recibió cinco puñaladas en el cuello y una en el abdomen, dos de las cuales fueron mortales de necesidad

FERNANDO LEÓN 20/09/2012

Jaime López de Ceballos recibió cinco puñaladas en el cuello, una de las cuales lo degolló, y otra en el abdomen; y lo más probable es que la agresión se produjera por su espalda y tapándole la boca para evitar que gritase. Dos de esas heridas resultaron mortales de necesidad, aunque el fallecimiento no fue inmediato, sino que le sobrevino entre diez y quince minutos más tarde, después de que se fuese desangrando, según se desprende del informe de los médicos forenses que declararon esta mañana en el juicio que se sigue en la Audiencia de Badajoz por el llamado crimen de Colón.

La víctima presentaba diversas lesiones contusas y hematomas, algunas en las manos, que los forenses identificaron como "de lucha y defensa", según los médicos. Estos señalaron que había restos de tejido entre las uñas del fallecido cuyo ADN coincide con el de D. I. V. A., una de las dos personas acusadas; y aclararon que "de ningún modo" pueden quedar restos de piel con solo un contacto de peil, sueprficial, o por cogerse de las manos; no así del otro inculpado, A. S. J., de quien no se hallaron restos.

También declararon agentes de la policía judicial que intervinieron en la investigación y que determinaro la existencia de 28 huellas en el domicilio de la víctima. Seis de ellas pertenecen a la empleada de hogar, y del resto, una fue inservible y el resto cotejadas con las de sus bases de datos, sin que coincideran con nadie registrado en las mismas, si bien, no se llegó a establecer a quién pertenecen, pues no se llegó a investigar. El juicio se reanudará la mañana del próximo lunes.

Envio de noticia

Rellene el siguiente formulario para enviar esta noticia a un amigo por e-mail:

;