+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

desde principios de este mes

La policía pone más de 300 multas por aparcar en el carril bici de Sinforiano

Ya se están colocando las bandas reductoras en sustitución de los polémicos cojines de calmado. Solana asegura que se intensificará la vigilancia y habrá «tolerencia cero» con estas infracciones

 

Vehículos aparcados en el carril 30 de Sinforiano Madroñero, ayer. - S. GARCÍA

BADAJOZ
14/01/2017

Tolerancia cero. Eso es lo que aplicará la policía local con los conductores que aparquen en el nuevo carril 30 de la avenida Sinforiano Madroñero. Desde principios de mes, ya se han puesto más de 300 multas por esta infracción, según informó ayer la portavoz municipal y concejala de Policía Local, María José Solana, quien anunció que se va a intensificar la vigilancia para impedir «que se convierta en un carril de estacionamiento».

Desde que se habilitó el nuevo carril, que comparten quienes se desplazan en bicicleta y vehículos, siempre que circulen a una velocidad máxima de 30 kilómetros por hora, se ha detectado que aparcar en este espacio se estaba convirtiendo en una práctica habitual entre los conductores, de ahí que se haya decidido reforzar la presencia policial para que los conductores respeten las normas. Quien no lo haga, será multado sin contemplaciones.

Solana justificó esta «tolerancia cero» con los infractores en que la avenida Sinforiano Madroñero es una de las «más complicadas» en lo que al tráfico se refiere, especialmente por el elevado número de atropellos que se registran, muchos de ellos de gravedad. La concejala señaló que la incorporación de los ciclistas con el nuevo carril bici supone un elemento más a tener en cuenta en el tráfico y, por ende, a la hora de tomar medidas para garantizar la seguridad vial.

Tras la polémica por los cojines de calmado, que han tenido que ser retirados ante la avalancha de quejas ciudadanas, Solana defendió que todas las decisiones en materia de tráfico en esta avenida se han tomado teniendo como «prioridad» la seguridad de los peatones y los conductores y que, en ningún caso, se han debido «ni a la mala fe ni a una mala planificación», aseguró.

En este sentido, respaldó las explicaciones dadas por el concejal de Infraestructuras, Jesús Coslado, y señaló que, una vez retirados todos los cojines de calmado de la calzada, ya se estaba procediendo a su sustitución por las bandas reductoras de velocidad. Se colocarán dos de ellas delante de cada paso de peatones elevado y también en los que no lo son. En los carriles para vehículos serán una pieza única, mientras que en el carril 30, dónde también se instalarán, tendrán la parte central abierta para el paso de las bicicletas. La concejala estimó que a lo largo de este fin de semana habrán concluido los trabajos.

Los cojines de calmado, incluidos en el proyecto de reordenación del tráfico en la avenida Sinforiano Madroñero, se instalaban por primera vez en Badajoz y, a pesar de que como ayer insistió Solana en otras ciudades Europeas estaban funcionando sin problemas, en la capital pacense las quejas de los conductores no se hicieron esperar. Tras las críticas, el ayuntamiento decidió rectificar al considerar que los nuevos elementos, después de varios días de prueba, habían resultado ser «demasiado agresivos» para el tráfico que a diario soporta esta avenida.

La empresa adjudicataria de las obras de reordenación, Mesasol Uno, es la que se ha encargado de retirar los cojines de calmado y de colocar, ahora, las bandas reductoras.