Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

El chinero

El reprobador reprobado

 

Esta legislatura está siendo especialmente activa en el uso de una figura que puede considerarse simplemente un gesto político, sin más consecuencias, al menos cuando el criticado forma parte del equipo de gobierno. La reprobación del alcalde o de un concejal es un procedimiento que tiene por objeto afear la conducta o la forma de proceder del reprobado. Hasta ahora, en Badajoz, había afectado solo a miembros del equipo de gobierno, por ser precisamente los responsables de la gestión municipal.

En la anterior legislatura le ocurrió al entonces concejal de la Policía Local, Alberto Astorga, por el asunto aquel de aparcar su moto en un espacio reservado para discapacitados. Como el PP tenía entonces mayoría absoluta, no se aprobó, pero el reproche al unísono de la oposición sí se produjo.

En esta legislatura ya se han presentado --y aprobado- cuatro reprobaciones, a tres concejales del equipo de gobierno. La más afectada ha sido la concejala de Cultura, Paloma Morcillo. Primero por el asunto de las becarias del archivo municipal, que el ayuntamiento se vio obligado a contratar por sentencia judicial; y después por el cierre del Museo del Carnaval y de las bibliotecas municipales. De ambas resultó indemne porque el alcalde salió en su defensa sin fisuras. También la concejala de Servicios Sociales, Rosario Gómez de la Peña, se vio en el ojo del huracán por unos comentarios homófobos vertidos en las redes a propósito de una fotografía. Su compañero Jesús Coslado sufrió el mismo juicio sumarísimo por unas manifestaciones en favor de mantener los nombres de los poblados en aplicación de la Ley de Memoria Histórica. Siempre, la oposición, con mayoría, ha pedido el cese, pero la aprobación no ha tenido mayor consecuencia que la expresión pública de la crítica a la gestión.

La última reprobación ha sido distinta. Por primera vez el reproche se dirigía un concejal de la oposición. Para el alcalde, Francisco Javier Fragoso, no hay por qué extrañarse, pues las críticas pueden ir dirigidos en ambas direcciones. Será legítimo pero es inusual. Quien hasta ahora reprobaba pasa a ser el reprobado. Más chocante resulta aún que quien presente la propuesta no sea un miembro del gobierno sino otro concejal de la oposición. Desde fuera parecer un sinsentido, pero no para quien ha acudido a esta fórmula para exteriorizar su malestar con el comportamiento de un compañero de corporación.

En el pleno del viernes asistimos a la propuesta de reprobación de la concejala de Podemos Recuperar Badajoz, Amparo Hernández, por parte de la de Ciudadanos, Julia Timón. El reproche no es por una acción sino por una omisión, pues Timón echa en cara a Hernández que no la respaldase cuando fue insultada en el Ayuntamiento Abierto, un apoyo que le solicitó en la Comisión de Participación Ciudadana, que la concejala de Podemos preside. La reprobación se aprobó con el apoyo del PP, cuyo grupo está sufriendo desde hace meses los ataques continuos a través de las redes por parte de los mismos que ahora se ensañan con Timón. Estos excesos no pueden quedar impunes, pero de ahí a que Hernández como presidenta de la Comisión de Participación Ciudadana sea la responsable, hay un largo y complicado trecho. Paradógicamente, la reprobación de un miembro del gobierno no tiene consecuencias, nunca han cesado, porque es potestad del alcalde mantenerlos en su equipo, pero en este caso sí puede suponer perder la presidencia de la comisión, si así lo contempla Fragoso. La decisión tendrá muchas lecturas.

4 Comentarios
04

Por Felipe Martín 9:23 - 18.06.2017

Y ese reproche que recibió en el Pleno también se lo hago yo al margen, como ciudadano, pues no me consta que se haya interesado por qué ha pasado con los muchos ciudadanos de Badajoz (al margen de los políticos municipales, como varios del PP, incluido el Alcalde), funcionarios municipales..., y otros que no somos ni lo uno ni lo otro, y que nos hemos visto y sentido insultados, injuriados, calumniados, etc, etc, por esa persona cuya detención en Comisaría a Amparo Hernández tanto le preocupaba. No, no ha estado ni mucho menos a la altura de lo mínimo de lo mínimo que de ella cabría esperar, la concejal de Podemos Recuperar Badajoz, Amparo Hernández. Es lo que pienso, y aquí lo he puesto, mejor o peor, de manifiesto. Quizás debería ser Amparo Hernández menos vehemente, y más consecuente.

03

Por Felipe Martín 9:17 - 18.06.2017

Y 2) que a Amparo Hernández, al igual que Ricardo Cabezas, o el propio Luis García-Borruel (por mucho que intente desmarcarse del actuar de esas personas diciendo que él no tiene nada que ver) le es achacable perfecta y debidamente una responsabilidad por omisión. Al menos a ella sí por omisión, y a los otros dos mencionados claramente por algo más que la omisión. Dicho esto, no es de recibo que a Amparo Hernández le interese el estado de esa persona denunciada, y no le interese, no se entere, o lo que sea, sobre lo que le pasó a Julia Timón al finalizar en el último Ayuntamiento o Pleno Abierto. Eso es además de insólito, simplemente increíble. Es grave, muy grave, que como le reprochaban a Amparo Hernández, tanto por parte de María José Solana (PP) como por parte de Julia Timón (Ciudadanos), tenga la piel tan fina, y cuando injurian a alguien de Podemos sí les preocupe la situación, y pongan por así decirlo el grito en el cielo, pero si eso ocurre sobre otros, se ponga de perfil y poco menos que no se entere de nada.

02

Por Felipe Martín 9:06 - 18.06.2017

La decisión que tome el Alcalde, quise decir. Pero hoy voy a diferir un poco del artículo de opinión del Choni, aunque más que diferir en el sentido literal, lo denominaría, voy a ampliar hechos para mí incuestionables. Me explico: creo que Amparo Hernández no ha actuado bien en el tema del acoso a personas (entre ellas yo mismo) desde las redes sociales, como tampoco lo ha hecho el Portavoz del Grupo Municipal Socialista, Ricardo Cabezas. Aún así, tratándose el tema de hoy de la primera, indicar que aun entendiendo que Amparo Hernández pudiera ir un día (como fue) a la puerta de la Comisaría de Policía a interesarse por la situación de un ciudadano que había sido detenido por ésta, siendo este uno de los ciudadanos sobre el que ya al día de hoy penden varias denuncias por injurias, calumnias, y amenazas, entre otros presuntos delitos, en los Juzgados de Instrucción de Badajoz (entre las que está una mía, no siendo él el único denunciado), lo que no es admisible son dos coas: 1) que Amparo Hernández se dirigiera a un agente de la Policía Nacional en el sentido de indicarle que si él sabía quién era ella... Eso está fuera de todo lugar que lo hiciera, y dice muy poco en favor de ella... Seguro estoy que ella ha condenado a lo largo de su vida alguna que otra vez comportamientos similares de otras personas cuando se han enterado que han dicho eso, así que ahora ha recibido lo que ha sembrado... Encima, un agente que como le recordaba la actual primera Teniente de Alcalde, María José Solana, forma parte de lo que para Amparo Hernández son las "fuerzas represoras", es decir, esas que forman o conforman los Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad del Estado. De patético, hacia arriba.

01

Por Felipe Martín 8:56 - 18.06.2017

Desconozco qué decidirá el Alcalde en relación con la reprobación, o más bien, a efectos prácticos petición de cese de la misma como Presidenta de la Comisión de Participación Ciudadana que se aprobó el viernes en el Pleno (ya que esa era la petición más concreta que tenía la petición de Julia Timón), pues coincido con Choni Romasanta en su columna, en el sentido de que la decisión que tome tendrá más de una lectura, y ya le dejó claro Remigio Cordero como Portavoz de Podemos Recuperar Badajoz que llevar adelante el cese de la misma como Presidenta sería romper una barrera que esperaban no ocurriera, ya que dicha Presidencia proviene de cuando esa, y otras (como Cultura para Luis García-Borruel cuando era Portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos), fueran propuestas por el entonces primer teniente de Alcalde, y actual Director General de la Policía, Germán López Iglesias. Al día de hoy Luis García-Borruel ya no preside la Comisión de Cultura, al salirse del partido Ciudadanos, y abandonar la militancia en el mismo. Y puede, o no, que Amparo Hernández deje de ser Presidenta de la Comisión de Participación Ciudadana.