+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

TIENE PLANTAS EN CASAR DE CÁCERES Y SANTIAGO DEL CAMPO, Y HA DESARROLLADO trabajos en más de 50 PAÍSES

La compañía cacereña Imedexsa abre camino al nuevo Ave Medina-La Meca

Líder nacional en su sector, ha fabricado más de 3.500 postes para las catenarias. Las estructuras han viajado vía Valencia hasta Arabia en más de cien cargueros

 

Talgo 350 Haramain en las pruebas del Ave Medina-La Meca, que realizará el recorrido en 2 horas y 11 minuto a 300 km/h. - EFE / IMEDEXSA

Primer viaje con altas autoridades de España y Arabia. - EFE / IMEDEXSA

Los informativos nacionales dedican estos días amplios espacios al primer ‘vuelo’ sobre el desierto del Ave Medina-La Meca, que cubre el peculiar trazado de 450 kilómetros entre las dos ciudades santas de Arabia Saudí. El consorcio español Al Shoula, en el que participan doce grandes compañías, se ha encargado de desarrollar este complejo proyecto que ha tenido que implantar 30 tecnologías de última generación para adaptar el modelo que cubrirá la línea --el Talgo 350 Haramain--, al fuerte calor y a la arena del desierto.

El Ave Medina-La Meca es el contrato más ambicioso logrado por empresas españolas en el extranjero, adjudicado en 2011 por 6.736 millones de euros. El primer viaje en pruebas acaba de cubrirse con éxito, y con él se ha exaltado el orgullo patrio representado por las compañías españolas integradas en el consorcio: ADIF, Cobra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imathia, Inabensa, Ineco, Indra, OHL, Renfe y Talgo. Sin embargo, existen trabajos cruciales realizados por grandes firmas que no figuran entre los socios del consorcio, cuyo aporte ha resultado fundamental. Es el caso de la cacereña Imedexsa, empresa fundada en 1979 que ha fabricado parte de los postes de las catenarias con un sistema propio robotizado, y estándares de calidad que le han valido la mayor calificación.

Imedexsa (Industrias Mecánicas de Extremadura) dispone de grandes instalaciones en Casar de Cáceres y en el nuevo polígono de Santiago del Campo, junto a la A-66. Ya es la empresa líder de su sector en España. Con proyectos desarrollados en más de 50 países, 220 empleados y 30 millones de euros de facturación, ha fabricado el 25% de los postes del Ave Medina-La Meca (en las obras de semejantes dimensiones se contratan distintos proveedores en pro de la solvencia y la rapidez en la entrega). «Hemos instalado del orden de 3.750 postes», detalla Luis Cabrera, director comercial de Imedexsa. Estas estructuras, que sostienen el tendido eléctrico del tren, se han construido una por una en la planta de Casar, han sido galvanizadas en otra industria de Casatejada y han partido rumbo al puerto de Valencia, donde un operador logístico las ha trasladado a Oriente Medio en contenedores a bordo de más de un centenar de barcos.

REFERENCIA de calidad / Imedexsa ha entrado en este megaproyecto porque es una referencia en su sector. Ya instaló el 50% de los postes del Ave Madrid- Barcelona y el 100% del Ave Barcelona-frontera francesa. Y ello porque sus postes metálicos van como un guante al sistema de la catenaria que monta Adif en el Ave, una tecnología desarrollada en España que sustituyó a la alemana de Siemens, apoyada en estructuras de hormigón. Dichos postes resisten más vibraciones de modo que el Ave ha logrado velocidades comerciales mucho mayores de hasta 350 km/h.

Dadas estas experiencias, Imedexsa fue incorporada a la construcción de llamado ‘Ave de los Peregrinos’ en Arabia Saudí. De los cuatro fabricantes que han desarrollado estas estructuras entre Medina y La Meca, ha sido la única planta en robotizar buena parte de la producción. De hecho, solo ella ha logrado una calificación de excelencia durante el proceso.

Imedexsa ha llevado a cabo otras muchas actuaciones relevantes, como algunos tranvías en Orán y Ecuador, la Línea 2 de metro de Panamá y diversos proyectos ahora en trámites. Pero su principal actividad son las torres metálicas para líneas de alta tensión y subestaciones (Imedexsa ha desarrollado muchos de estos trabajos en Europa, Latinoamérica y África), además de otras divisiones como las estructuras para termosolares y torres de telecomunicaciones. En total, produce unas 20.000 toneladas anuales de estructuras metálicas, el 80% para exportación, y sigue creciendo.