+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

El apunte

¿Dónde trabajar en Cáceres?

 

Una joven pasa por delante del edificio del Sexpe en Cáceres en una fotografía de archivo. - F. VILLEGAS

Es la primera preocupación ciudadana. Aunque Cáceres es una localidad de servicios con parte de la población trabajando para la administración (hospital, diputación, universidad o ayuntamiento están entre los centros con más trabajadores), hay otra parte que no tiene empleo porque no hay sector privado que acoja su demanda. Una de las empresas con más trabajadores es un centro de atención de llamadas (call center) que cuenta con 350 empleados, cantidad que es poco más de la mitad de los que, por ejemplo, tiene el ayuntamiento.

Otras empresas que en su día fueron importantes al contar con más de trescientos trabajadores, cada vez tienen menos. Es el caso de Induyco, que compró sus terrenos al ayuntamiento en 1977 por 11.400 euros con unas proyecciones de puestos que antes no se cumplían y que ahora mucho menos.

Por contra, destaca el Parque Científico y Tecnológico del campus, que cuenta con más de medio millar de puestos y donde hace una semana se presentaron las nuevas dependencias de una de sus empresas.

El ayuntamiento está trabajando en un tercer pacto por el empleo. Está poniéndose en contacto con agentes sociales para volver a reunirse. Será el tercero en una década tras los firmados en 2008, con una vigencia hasta 2011, y en 2012, una estrategia que tenía una temporalidad de dos años.

AUNQUE no se ha detallado su contenido, solo se ha anunciado la intención de desarrollarlo ratificando un acuerdo tomado en noviembre de 2015, es de esperar que el nuevo pacto tome en cuenta los trabajos de los dos anteriores, planes a los que se dio difusión cuando se firmaron, pero no tanta a sus resultados.

El primero se centró en la formación, en la unificación de recursos, en la igualdad de oportunidades para las mujeres, en la inclusión social y en el fomento del autoempleo. Se hizo un balance cuando se anunció que trescientos desempleados habían encontrado trabajo gracias a sus acciones.

El segundo fue una estrategia por el empleo que tenía entre sus actuaciones la definición de las nuevas ocupaciones y sectores emergentes en la ciudad, rondas de contactos con empresarios de la hostelería y el turismo para favorecer su modernización y servicios de atención a los emprendedores, además de las acciones formativas.

De sus resultados no se hizo mucha difusión si exceptuamos los datos que se han ido dando de los puntos de activación empresarial, una de las últimas veces en el pleno del ayuntamiento en el que se aprobó la creación de un nuevo pacto, un acuerdo al que ahora habrá que darle forma y publicitar sus resultados dando respuesta a la pregunta de dónde trabajar en Cáceres, en qué sectores y qué posibilidades hay porque el empleo, en un municipio con 9.000 parados, es la primera preocupación ciudadana y mucho más después del resultado de septiembre, con 4.480 parados más en la región.