+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

perspectivas

Flauta y tamboril

 

Ana B. Carretero Ana B. Carretero
19/01/2018

Este fin de semana vuelve la tradición, la costumbre, el folklore, el calor añejo, el sabor de las raíces, el amor por lo nuestro: vuelven las citas ineludibles con nuestros pueblos.

A ritmo de tambores llega la fiesta de San Sebastián y muchos pueblos de nuestra provincia se engalanan para festejarlo. Tras un año de preparativos, ya está todo a punto para lanzar nabos al Jarramplas por las calles de Piornal, correr tras él y ver agitar sus cintas de colores mientras se enfrenta al gentío que le aguarda con la peculiar arma arrojadiza hortícola.

Tampoco faltará el tambor en Acehúche con sus Carantoñas, ni la recogida de romero por el mayordomo, ni sus «regaoras», ni su «vaca-tora», ni sus «tiraores», que cambiarán de tercio el compás de la tamborada con sus tiros de júbilo por el santo. En Aceituna, serán los cohetes los que marquen el ritmo, lanzados por los «canchaléruh» rodeando la figura de San Sebastián, flauta y tamboril también resonarán mientras se echa la bandera y, por un fin de semana, muchos volverán a evocar su infancia y a revivir lo que sienten como auténtico .

En Hernán Pérez, la cita será gastronómica, con matanza extremeña, cata de aceite y concurso de vino de pitarra, aunque no faltará procesión por el santo, misa, cánticos y más flauta y tamboril.

Y en Cáceres capital, muchos asistirán a una nueva cita con las roscas de anís, las floretas, los coquillos y el embutido en el Paseo Alto, con niños correteando acaso vestidos con el traje típico, el refajo y la faltriquera; esto será el domingo, con la romería de los Santos Mártires San Sebastián y San Fabián.

Este fin de semana vuelve la tradición, la costumbre, el folklore, el calor añejo, el sabor de las raíces, el amor por lo nuestro: vuelven las citas ineludibles con nuestros pueblos…Y regresa a ritmo de palmas, de cantos de «mozas», de flauta y tamboril. ¿Quién se resiste a ello? HSPgB