+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA RECIÉN CREADA COMPAÑÍA EXTREMEÑA HA ADAPTADO EL TEXTO DE LA VERSIÓN DE MIGUEL MURILLO

La frescura marca la versión de ‘Don Juan Tenorio’ de Amarillo Producciones para el teatro de Cáceres

La obra se ubica en el siglo XIX, cuando la original de Zorrilla discurre en el XVI. El argumento es más divertido y el enfoque se aleja de los juicios morales

 

Una imagen de la presentación del montaje Don Juan Tenorio, de Amarillo Producciones, ayer por la mañana. - FRANCIS VILLEGAS

Un Don Juan Tenorio renovado, menos rancio, más fresco y ‘encerrado’ en el siglo XIX es la propuesta de la recién creada compañía de teatro extremeña Amarillo Producciones, que ha adaptado la versión de Miguel Murillo de la obra original de José Zorrilla coincidiendo con el año en el que se cumple el 200 aniversario del nacimiento del autor del montaje más representado del teatro español.

Dirigida por Pedro Antonio Penco con un elenco de actores formado por Guillermo Serrano, Ana Batuecas, Fermín Núñez, Francis Lucas, Rafael Núñez, Memé Tabares, Juan Carlos Castillejo, Pedro Penco, Elena de Miguel y Gema González, en el proyecto han trabajado 27 personas que han intentado crear un montaje novedoso, apostando por la calidad y buscando dotar de frescura y savia nueva al protagonista. En ese sentido, una de las cosas que se ha variado es la ambientación tratando de acercar la acción al espectador actual. Si la obra original de Zorilla discurre en el siglo XVI, la de Penco lo hace en el XIX, en la época del romanticismo. «Se han intentado ‘peinar’ esos textos bellísimos de la obra original que quizá hoy en día pudieran resultar un poco reiterativos», explicó ayer el actor cacereño Guillermo Serrano, que hace el papel de Don Juan Tenorio, durante la presentación del montaje que se representará tanto hoy como mañana a las 22.30 horas en la plaza de Las Veletas (entradas desde 10 euros).

Alejado de los juicios morales, el enfoque de la obra persigue amplificar las características de los personajes. «Se ha quitado esta pátina que siempre rodea a Don Juan. Los malos son muy malos, los cómicos muy graciosos...», comentó la productora, Gema González. La escenografía, el vestuario o la iluminación fueron, asimismo, otros de los aspectos más ensalzados por los miembros del elenco en la presentación del montaje. Guillermo Serrano alabó el trabajo de Luisa Santos, a cargo del vestuario, mientras que Memé Tabares quiso poner en valor la labor del equipo de iluminación. «Ha sido una motivación muy grande para nosotros», remarcó Tabares, que hizo hincapié también en la escenografía modular elaborada, capaz de recrear diferentes ambientes con una luz cautivadora.

JORNADAS / El Gran Teatro y la Escuela Superior de Arte Dramático de Extremadura han organizado las jornadas formativas El laboratorio del clásico, las cuales abrió este lunes la dramaturga Ana Zamora con una clase sobre el teatro prebarroco. La actriz Maruchi León recogerá el testigo hoy para hablar sobre La dama boba y mañana hará lo propio el director Denis Rafter para descubrir a Shakespeare. El jueves, el profesor de la Universidad de Extremadura Miguel Ángel Teijeiro pondrá el cierre con un curso sobre el dramaturgo extremeño Torres Naharro.

Temas relacionados