+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

la mirada

Nuevo año

 

Antonio Pariente Antonio Pariente
03/01/2017

Al comenzar el año los católicos rezamos por la paz, asumiendo que lograrla nos pide mucho por nuestra parte, por eso, las imágenes de la guerra en Siria nos han vuelto a recordar cosas que queríamos creer que ya no pasaban; la televisión, internet, y demás medios nos ponen delante de los ojos la otra realidad, ciudades bombardeadas de forma indiscriminada, familias rotas, niños abandonados a su suerte, muertos inocentes en las calles y en las casas.

A veces como para no ofender, casi al final de los noticiarios, nunca en primera página, aparecen otras noticias que mantienen encendida la luz, que nos animan a seguir construyendo.

En la actualidad hay en España unos dos millones de personas que viven solas. María, jubilada, es una de los miembros del grupo de ayuda que vive dedicada a ellos, cada día los acompaña a la visita al centro de salud, los ayuda a solucionar problemas burocráticos cuando lo tienen, está con ellos en las labores del hogar en las cosas que no pueden hacer. Todas las mañanas y parte de las tardes, durante todo el año, las dedica a hacer cosas por esa gente necesitada y que de otra manera no podrían hacerlas por su situación personal.

Irina es una joven universitaria de 22 años, tienen una gran habilidad para hacer reír a los demás, es creativa, imaginativa, no tiene tabús, ni reparo ante nada y no duda a la hora de ofrecer lo que tiene a los demás. Conoció a un grupo de voluntarios que a lo largo del año visitan y animan las unidades hospitalarias que tratan el cáncer infantil. Cuando se lo propusieron sintió un poco de miedo (confiesa ella) porque no sabía si iba a saber responder a lo que se pedía, pero esas dudas duraron muy poco, ahora no tiene reparo en dedicar los días que hagan falta para alegrar, durante un tiempo corto, la vida de estos niños. En Navidad anunciamos la Buena Noticia, pero las buenas noticias hay que hacerlas realidad, y hacerlas realidad durante todo el año, no se pueden quedar en intenciones, por eso no te olvides mirar al cielo en estos días, verás la estrella que te conduce al portal, y no te preocupes si el día está nublado porque la seguirás viendo, solo tienes que agudizar la vista.