+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Ramón Torres García-Ortega : El río Alagón

"Recuperar la calidad del agua del río es imprescindible para el desarrollo turístico"

 

02/01/2013

TEtl 5 de diciembre, la Plataforma Ciudadana Objetivo Bandera Azul Coria hizo llegar a la Alcaldía, la Concejalía de Turismo y al PFE de Coria la comunicación de Adeac con el lanzamiento de la campaña Bandera Azul 2013. El plazo de presentación de candidaturas finaliza el 8 de enero. Es muy importante que el ayuntamiento --cumpliendo también con el compromiso adquirido con esta plataforma ciudadana el 15 de junio de 2011 al inicio de la presente legislatura-- se sume a esta campaña y se integre en el Sistema de Información Nacional de Aguas de Baño o Náyade, un sistema de información sanitario y ambiental que recoge datos sobre las características de las playas marítimas y continentales de España y la calidad del agua de baño.

El agua del río Alagón llega a Montehermoso en, un aunque mejorable, razonable estado de conservación. Es en el valle donde la situación se complica, principalmente por los vertidos inadecuados de algunos riegos agrícolas y ganaderos por malas prácticas de sus propietarios, malas prácticas de algunas almazaras y graveras, vertidos de aguas sin depurar de algunas poblaciones y viviendas rurales, y malos hábitos sociales, haciendo uso del río como vertedero o tajea.

El programa Náyade implica hacer un punto de muestreo en el río en la zona de Coria, analizándose el agua. Los resultados de esos análisis serán públicos. Si no cumplen con lo exigido en la Directiva Marco del Agua firmada por el Gobierno Español en Bruselas, por otra parte de obligado cumplimiento en el año 2.015, el Seprona, CHT, ayuntamiento, Medio Ambiente, Sanidad y demás organismos públicos implicados necesariamente tendrán que actuar, detectar los problemas y a hacer que los infractores cumplan la ley y no contaminen.

Recuperar la calidad del agua del río es imprescindible para el desarrollo turístico y económico del valle y para ello no hay mas que cumplir la ley. Los servidores públicos tienen la responsabilidad y obligación de que esto sea una realidad efectiva.