+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

continúan las reacciones a la sentencia por los ruidos que condena a la exalcaldesa, al concejal y a los hosteleros

Salazar: «La denuncia a Heras y Jurado fue una injusticia desde el principio»

Pugna entre los vecinos que aplauden el dictamen del juez y los que creen que es «desproporcionado». El presidente de La Madrila sostiene que «ha sufrido el ruido» y defiende la actuación de ambos políticos

 

Un vecino pasea por la plaza de Albatros, ayer, zona en la que estaban situados los bares de copas condenados. - FRANCIS VILLEGAS

Gema Guerra Benito
17/01/2018

Deja claro que ha sufrido la «lacra» de los ruidos y que ha luchado contra ellos «como nadie». Miguel Salazar, presidente de la asociación vecinal de La Madrila y vecino de la zona cercana a la plaza de Albatros, ha convivido durante años con las molestias de los locales, pero reconoce que recibió con «estupor» la resolución que condena a dos años de cárcel y a ocho de inhabilitación a Carmen Heras. El juez hizo público el lunes su dictamen del caso que sentó en el banquillo a la que fuera alcaldesa de la ciudad tras la denuncia de Cacereños contra el ruido. La sentencia, a la que tuvo acceso este diario, también condena a un año y nueve meses a Carlos Jurado, edil durante su mandato, y a penas de cárcel de entre dos años y tres meses y dos años y seis meses a los dueños de nueve locales de copas imputados.

El portavoz de los vecinos muestra su «respeto» ante la decisión judicial, pero manifiesta su disconformidad. «Es un error que hayan condenado a estas dos personas, fueron los únicos que pusieron coto al ruido», sostiene. En ese sentido, añade que la «denuncia» fue «una injusticia desde el principio» y que el tema se podría haber resuelto por la «vía administrativa» ya que «cuando se cerró la entrada de coches, el ruido se redujo al 80%». Aunque Salazar insistió ayer en que el barrio no está «dividido», lo cierto es que en La Madrila conviven dos posturas sobre la sentencia: una que comparte la línea del portavoz vecinal, que la considera «desproporcionada», y otra cercana a la posición de Cacereños contra el ruido -acusación particular- que aplaude el dictamen. Es es el caso de Mariluz G., vecina de la calle Santa Teresa de Jesús desde el 67. «Si no han cumplido, que paguen, es lo justo», sostiente tajante. Su vivienda está orientada hacia el local que albergó el Submarino, uno de los locales condenados por los ruidos. Relata que cuando llegó era «un barrio ideal» y lamenta que «lo destrozaron».

Este diario contactó ayer con Fernando García Figueroa, presidente de Cacereños contra el ruido, pero declinó hacer declaraciones. El abogado de la plataforma ya puso de manifiesto a este diario el lunes la «satisfacción» sobre la resolución, pero insistió en la «cautela» debido a que la sentencia no es firme. Ciudadanos también se pronunció ayer sobre el dictamen y «desde el respeto al ámbito jurídico», instó a «reflexionar» sobre la «dificultad que se pone a la actividad política».

recurrirá la sentencia / El caso ha prolongado su instrucción durante cinco años. El juicio, uno de los más mediáticos y más largos de los últimos años, se celebró a finales de año y la sentencia, que acumula más de 300 páginas, ha visto la luz un mes y medio después de la vista en el palacio de justicia. Heras ya confirmó a EL PERIÓDICO EXTREMADURA que recurrirá la sentencia en los próximos días y anunció su interés de emplazar a una comparecencia pública para valorar los hechos. La exalcaldesa ya fue condenada en 2016 por el caso Urban Screens, pero el dictamen no es firme y está recurrido al tribunal europeo. Por este motivo, -no consta como antecedente penal- y porque no supera los dos años de condena, eludirá la pena de cárcel.

Temas relacionados
 
   
3 Comentarios
03

Por El Canton 13:57 - 17.01.2018

La ley hay que cumplirla.Los Alcaldes como maxima autoridad municpal y con competencia en el asunto debenvelar por que se cumpla. Eso no se hace y por eso los jueces tienen que condenarles. Plasencia y su Alcalde, lleva tambien siete años dese que cambió el botellon del berrcal al centro historico, mirando para otro lado. Los vecinos denuncian , sus asociaciones tambien, pero él sigue mirando p ara otro lado y no escuchando a los vecinos. Luego cuando esto pasa al >Juzgado, dicen que no estaban enterado.

02

Por Lohengrin 10:50 - 17.01.2018

La Ley es interpretable y en este caso creo que se ha interpretado del lado que más perjudicaba a los acusados. Están satisfechos los denunciantes? Me gustaría escuchar su opinión.

01

Por pagafiestas 10:47 - 17.01.2018

Leo sorprendido que en la barriada que más sufrió los excesos ruidosos de la movida durante años hay ahora dos grupos que reciben la sentencia con distintas apreciaciones: quienes la consideran justa y reparadora de sus muchos padecimientos y quienes la consideran desproporcionada y errada en cuanto a los considerados responsables. Puede que dentro de la barriada unas viviendas estuvieran más expuestas que otras a los excesos acústicos que motivaron este juicio, pero cuando en el resto de la ciudad de Cáceres se está contra los ruidos excesivos y la privación del necesario descanso nocturno, choca enormemente que una parte de los habitantes de La Madrila cuestione la sentencia, aspecto para el que solo encuentro una explicación: que la política, con el sempiterno enfrentamiento entre los partidos predominantes, se ha infiltrado en una pretensión legítima, el derecho al descanso nocturno que todos tenemos, pero que, al parecer, a algunos les preocupa menos, quizás porque lo tienen asegurado. Esos que disienten de la sentencia por entender que no se condena a los verdaderos responsables deben exponer quienes son para ellos los que debieron sentarse en el banquillo y no estaban, pues aparte de los hosteleros juzgados y condenados se ha juzgado a los principales responsables municipales, y mientras no se demuestre lo contrario la responsabilidad en el control de los ruidos ciudadanos es del Ayuntamiento.