CAMPEONATO DE EXTREMADURA DE SALMONIDOS LANCE 2008.

Daniel Salas, campeón en salmónidos lance, primer título extremeño del año

Las dos fases finales se disputaron en la Garganta de los Infiernos, en una prueba dura y cambiante.Los cuatro primeros clasificados forman la selección extremeña para el nacional de la modalid

EVA M. NEVADO EVA M. NEVADO 01/05/2008

El pescador jarandillano Daniel Salas Castro se alzó el pasado fin de semana en la Garganta de los Infiernos con el título de Campeón de Extremadura de salmónidos lance, que le llevará a su vez a representar a la región en el nacional de la modalidad en el año 2009. Junto a Salas, deportista de la Sociedad Virgen del Puerto, de Plasencia, estarán en la competición estatal, completando la selección extremeña, Angel Javier Tello, David Núñez Martín y Joaquín Rubio Domínguez, clasificados en segundo, tercero y cuarto puesto, respectivamente.

Estos cuatro deportistas ocupan los primeros lugares de la clasificación de una prueba que fue bonita pero dura por lo cambiante de las condiciones de la pesca. Pese a que las condiciones meteorológicas fueron excelentes, incluso con temperaturas demasiado altas en algunos momentos, como señalan los propios pescadores, el deshielo de las nieves que aún perduraban hizo que el nivel de las aguas cambiara de forma radical.

Participantes de la prueba regional explican que había tramos en los que por la mañana se podía pescar muy bien la trucha autóctona, especie protagonista de la competición, pero la misma tarde era imposible porque crecía el nivel más y había espuma. Esto no influía en las capturas, aunque hacía un poco difícil el desarrollo de la pesca.

ESCENARIO Y PESCA La Garganta de los Infiernos se marcó desde el puente del Sacristán hasta por el puente de Carlos V para acoger la tercera y cuarta fases del Campeonato de Extremadura de salmónidos lance. En este bonito escenario, aunque muy cansado para los pescadores, por lo agreste del terreno, las truchas no "rompieron a picar", como indican los participantes, y hubo menos capturas de las que sería habitual en esta época.

En esta competición que fue mejor respecto a capturas el sábado que el domingo, se emplearon cañas de entre un metro ochenta y dos metros diez, con un carrete giratorio. El señuelo podía ser una cucharilla giratoria de un solo anzuelo, sin arponcillo, ya que se trataba de pesca sin muerte, o un aparejo de hasta tres moscas, que se lanza con la ayuda de un buldó.

Las piezas que se pescaron en estas fases finales del campeonato, fueron de menor tamaño que en las dos primeras fases, disputadas a comienzos del mes de marzo en Jerte. Allí se pescaba trucha repoblada, cuyo tamaño suele ser más grande, como explican los expertos, y en la garganta se competía pescando trucha autóctona. En Jerte se capturaron piezas de hasta 32 centímetros, mientras que el pasado fin de semana en la Garganta de los Infiernos las más grandes fueron, como máximo, de unos 25 centímetros.

REÑIDO DESENLACE Como es habitual en una competición siempre suenan algunos nombres que parten como favoritos a ocupar los primeros puestos de la clasificación final, nombres que suelen coincidir los de quienes han ganado esa misma prueba en otras ocasiones, pero en la Garganta de los Infiernos nada estuvo claro hasta que la octava manga de la prueba finalizó el domingo por la tarde.

Daniel Salas Castro, ganador de la prueba, tenía muchas posibilidades de alzarse con el triunfo al venir de las dos primeras fases habiendo logrado el primer puesto en las cuatro mangas disputadas en marzo en el coto del

Pasa a la página siguiente

Envio de noticia

Rellene el siguiente formulario para enviar esta noticia a un amigo por e-mail: