+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

CONCIERTO DE DESPEDIDA

Springsteen actuó para Obama y los trabajadores de la Casa Blanca

El rockero de Nueva Jersey interpretó 15 canciones en formato acústico en un recital privado en el Salón de Oriente

 

Barack Obama condecora a Bruce Springsteen el pasado 22 de noviembre. - AP / ANDREW HARNIK

EL PERIÓDICO
19/01/2017

Mientras los organizadores de las galas de inauguración de la presidencia de Donald Trump fracasaban finalmente en su pretensión de contratar a una banda de homenaje a Bruce Springsteen (la B Street Band, que canceló a última hora su actuación ante la presión de los fans del 'Boss'), el rockero de Nueva Jersey en persona acudió a la Casa Blanca para protagonizar un concierto de despedida ante Barack y Michelle Obama y dos centenares de empleados del presidente. Entre estos últimos se encontraba un corresponsal del portal Backstreets.com, que ha publicado en el mismo una pequeña crónica del acontecimiento.

El recital tuvo lugar el 12 de enero en el Salón de Oriente de la Residencia Ejecutiva de la Casa Blanca. Springsteen interpretó 15 canciones en formato acústico y en dos de ellas le acompañó a los coros su esposa, Patti Scialfa. Después de leer una breve nota de agradecimiento dirigida al presidente y al personal de la casa, el cantante de Freehold arrancó con 'Working on the highway', a la que siguieron 'Growin' up', 'My hometown', 'My father's house', 'The wish', 'Thunder road' y 'The promised land'.

MOMENTOS DIFÍCILES

Springsteen presentó cada una de las canciones, pero hizo pocas menciones al cambio político que se cierne sobre Estados Unidos. Uno de esos escasos comentario tuvo lugar antes de interpretar 'Born in The USA', que definió como "una canción protesta" que ha sido malinterpretada en el pasado "y lo volverá a ser". Otró llegó cuando presentó 'Long walk home' como una canción sobre la necesidad de mantener el optimismo cuando se viven momentos difíciles. Entre una y otra, sonaron 'Devils & Dust', 'Tougher than the rest', 'If I should fall behind' (estas dos con la voz de Patti Scialfa) y 'The ghost of Tom Joad'. El 'Boss' cerró el recital encadenando 'Dancing in the dark' y 'Land of hope and dreams'.

El colaborador de Backstreets.com apunta que el ambiente de la velada "no fue exactamente sombrío, pero tampoco festivo". Y añade: "Diría que fue elegíaco; había en la sala un claro sentimiento de que algo estaba acabando". Al término de la actuación, Obama agradeció a Springsteen su presencia esa noche y el apoyo que le ha brindado en los ocho años de mandato y dio también las gracias a todo el personal de la Casa Blanca y a sus familias.

Temas relacionados