Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

LA CRISIS DEL PORTUGUÉS

Cristiano Ronaldo no da la cara en Kazán

El seleccionador portugués y sus compañeros en la Copa Confederaciones blindan el silencio del goledor del Madrid

CARLOS F. MARCOTE / MADRID
17/06/2017

 

Como si nada pasara, como si no fuera el centro de todas las miradas a causa de la tormenta destada por el anuncio extraoficial de su espantada del Real Madrid, Cristiano Ronaldo se ha entrenado este sábado relajado y centrado exclusivamente, en apariencia, en el debut de la selección portuguesa en la Copa Confederaciones, mañana ante México en Kazán. El club blanco patas arriba por las consecuencias inesperadas de la denuncia de la fiscalía contra el goleador portugués por un presunto fraude de 14,7 millones de euros y el protagonista no ha considerado conveniente comparecer en rueda de prensa para confirmar una decisión que no tiene vuelta de hoja, según el mismo ha reiterado a su seleccionador y a sus compañeros de selección.

Fue precisamente el técnico portugués, Fernando Santos, el encargado de marcar la línea ante los periodistas para blindar todo lo concerniente a los asuntos personales de la todavía estrella madridista. A la segunda intentona de sacarle algo sobre la idea del jugador de no volver al Madrid, pese a que tiene contrato hasta el 2021, el seleccionador luso ha cortado por lo sano en la rueda de prensa oficial.

OÍDOS SORDOS

"Les voy a pedir disculpas. Todos me quieren hacer esta pregunta. Es la segunda y última vez que respondo. Tengo un acuerdo con los jugadores muy sencillo. Todo lo que tiene que ver con cuestiones personales lo dejamos fuera de la selección. Cuando estamos aquí todos juntos hablamos de cuestiones tácticas, el resto lo dejamos fuera", ha dicho Santos con nulo poder de convicción, aunque ha recomendado a los informadores mostrarse cautos en este asunto: "Hay que ser cauteloso con este tipo de cuestiones. No se sabe quién dice las cosas. A veces escucho cosas en los medios que nunca he oído en la seleccion. Hago oídos sordos a este tipo de cuestiones".

EFE / SERGEY DOLZHENKO

 Y, por supuesto, ha exteriorizado su respaldo más absoluto aRonaldo. "Fui su entrenador en Portugal cuando tenía 18 años y siempre he dicho que pongo la mano en el fuego por él, por su carácter y actitud como persona y deportista. Es fantástico, como persona y deportista, y un hombre honesto", ha señalado el técnico, convencido de que lo sucedido no afectará al rendimiento del líder del equipo portugués en la Copa Confederaciones: "La selección apoya a Cristinao. Estamos muy unidos porque nos apoyamos incondicionalmente". En esa línea se ha manifestado también el portero Rui Patricio, que tampoco ha soltado prenda sobre elconflicto de Ronaldo en España y ha asegurado que "es un gran ejemplo para todos, un magnífico jugador que sabe lo que tiene que hacer... Está centrado al cien por cien en el campeonato y va a jugar un torneo fantástico".

REUNIÓN CON EL PSG

Tampoco Jorge Mendes, el representante de Ronaldo, ha dado la cara. Ni para aclarar nada ni para desmentir lo publicado por el 'Daily Mail', que este sábado ha informado de que el superagente y Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG, estuvieron reunidos en Cardiff el pasado 3 de junio, horas antes de la final de la Champions. Según el diario británico, estuvieron reunidos en el hotel Hilton de la capital galesa durante casi dos horas y Mendes expuso a Al-Khelafi los problemas con Hacienda a que podía enfrentarse el jugador y su intención de dejar el Madrid si no se arreglaban.