+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

Guerra civil en el Valencia

García Pitarch denuncia que los ejecutivos de Lim han levantado "un muro" entre el propietario y la afición valencianista

 

García Pitarch, tras la rueda de prensa celebrada tras presentar su dimisión como director deportivo del Valencia. - MIGUEL LORENZO

NACHO HERRERO
10/01/2017

La descomposición que vive el Valencia desde hace meses y que se ha acelerado en las últimas dos semanas ha creado no solo un creciente desapego entre la afición del club de Mestalla y Peter Lim, el propietario, sino que ha multiplicado las dudas en el modelo de gestión deportiva que ha impuesto el inversor y ha hecho estallar una 'guerra civil' interna dentro de la entidad.

Y todo eso quedó reflejado en la rueda de prensa con la que Suso García Pitarch explicó este martes su dimisión irrevocable como director deportivo del club. "No puedo seguir defendiendo un modelo en el que no creo", afirmó García Pitarch para justificar su decisión. Según expuso, empezó a sentir "el primer pálpito" este verano cuando el Día de las Peñas se publicó que Lim había vendido a Alcácer al Barcelona.

 
SENTIMIENTOS HERIDOS


Pero las criticas internas más duras no fueron para Lim y su forma de gestionar la entidad sino para dos de sus directivos. A Anil Murphy, el último enviado del empresario para dirigir el día a día del club, le acusó de las recientes informaciones que aseguran que no había avanzado ninguna operación para este mercado e incluso que no había trasladado la información de sus últimos movimientos a Alexanco, su sucesor.

García Pitarch lo negó rotundamente. "Si eso lo ha dicho Anil Murphy, no tiene ningún respeto por mi trabajo ni por la profesional ni el sentimiento, y eso no se lo voy a permitir ni a él ni a nadie porque esta mintiendo sobre mi trabajo y mi lealtad al club", afirmó. También le afeó que tras la dimisión de Cesare Prandelli leyera un comunicado pero hiciera que todas las preguntas las contestara él. "Se escondió detrás de mí para no decir nada en vez de defender un proyecto".

SIN ANIMACIÓN EN MESTALLA


El otro señalado fue Damià Vidagany, ahora director de márketing y hasta hace poco director de comunicación. A él le acusó de (para asegurarse su supervivencia en la entidad) levantar "un muro" entre los nuevos propietarios y el valencianismo para ejercer "de embudo". También le responsabilizó del conflicto creado con la Curva Nord, la peña que llevaba la animación, que lleva meses enfrentada con la entidad y había dejado de animar dejando "desamparados" a los jugadores.