+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL MOMENTO DEL EQUIPO DE LA CAPITAL AUTONÓMICASClB

Mérida y su insistente cuesta abajo

El equipo que ahora dirige Loren Morón ha pasado de optar a la segunda posición del grupo a ser quien marca la salvación. Los problemas vienen sobre todo con el gol: en las últimas siete jornadas solo ha acertado tres veces con la portería rival

 

El último revés 8 Jugada del Mérida-Granada B del pasado domingo. - ÁREA 11

NONO SAAVEDRA deportes@extremadura.elperiodico.com MÉRIDA
24/01/2018

Ni el más pesimista de los aficionados locales podía pensar que en la jornada 22 el Mérida iba a ser el equipo que marcara la salvación del grupo IV de Segunda B con tres puntos de ventaja sobre el play out y el descenso directo. Sobre todo, cuando en la décima jornada, la victoria en casa frente al Lorca, hubiera puesto a los de Nafti (entrenador en aquel momento) en la segunda posición. Este encuentro acabó con una dolorosa derrota por 0-2.

Hasta ese partido, no se había escapado ningún punto del Romano. Después de esta fecha, el Mérida sólo ha ganado un partido. Esta puede ser una de las claves de lo que le está pasando al equipo emeritense, que el Romano ha perdido su encanto. Nafti llegó a declarar que «los jugadores necesitan a su afición» porque la versión de su equipo era muy distinta en casa y fuera. Sin embargo, todavía con el entrenador franco-tunecino en el banquillo, ese encanto se empezaba a perder pues en el último partido del año: cosechó un insulso empate frente al Córdoba B que le terminaría costando el puesto. En el arranque del 2018, ya con Loren en el banquillo, la tendencia ha continuado siendo negativa y el Romano ha visto escapar cinco puntos de seis posibles.

Los números del Mérida son realmente malos, ya que no gana desde el 19 de noviembre cuando lo consiguió con un golazo de Kiu en Melilla. A partir de entonces, ha cosechado cuatro empates y tres derrotas que le han hecho caer en la clasificación actual.

Irregularidad

Por sensaciones, es cierto que ha habido tramos de partidos para ser optimistas. Por ejemplo, la primera media hora de la segunda parte frente al Marbella, en la que el equipo le dio la vuelta a un marcador que terminaría con empate a dos y con susto final; en la primera parte de San Fernando, el Mérida tuvo ocasiones muy claras, pero se fue al descanso por detrás en el marcador merced a un penalti rival; y el domingo pasado frente al Granada B, la presencia de las nuevas incorporaciones parecía que le daban más aplomo al equipo. Sin embargo, de nuevo se llegó al descanso perdiendo.

El Mérida tampoco es un equipo que reciba muchos goles, pues solo el Extremadura ha conseguido marcarle tres tantos en un partido, el problema del cuadro de la capital es que genera muy pocas ocasiones de gol. No en vano, desde la victoria en Melilla, es decir, en las últimas siete jornadas, solo ha acertado tres veces con la portería rival. Da la sensación que los rivales le hacen daño con muy poco y que el Mérida tiene muy poca capacidad de reacción al primer contratiempo.

El gran esfuerzo que está haciendo la directiva en este mercado de invierno para reforzar al equipo debe servir para cambiar la dinámica negativa y mirar hacia arriba. La derrota en la última jornada da lugar a que la cita del domingo (12.00 horas) en Las Palmas sea de mayor trascendencia aún.