+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

LA SITUACIÓN EN EL EQUIPO EXTREMEÑO DE LA LIGA DIA

Nuevos minutos a repartir

La ausencia de una sustituta para Shayla Cooper en el Nissan Al-Qazeres supone una gran oportunidad para que las tres pívots nacionales que le quedan a Jacinto Carbajal se hagan valer

 

De cuarta a tercera pívot 8 Silvia Romero busca la canasta rival en el partido ante el Bembibre. - F. VILLEGAS

J. O. deportes@extremadura.elperiodico.com CÁCERES
25/01/2018

Salvo sorpresa monumental, el Nissan Al-Qazeres no tendrá mañana ante el Sant Adriá sustituta para Shayla Cooper. Su marcha se cerró ya hace una semana, aunque el club no la haya anunciado aún oficialmente. Eso abre un nuevo escenario en el equipo de Jacinto Carbajal, que tendrá que repartir de otra manera el protagonismo en el juego interior.

Cooper era casi omnipresente, con 19 puntos y 8,9 rebotes de media en 32 minutos. Su ausencia obligará a las tres pívots nacionales que quedan en la plantilla a aumentar sus prestaciones o, como mínimo, su presencia sobre el parquet. Es una oportunidad que pueden aprovechar Esther Montenegro, Miriam Forasté y Silvia Romero.

En el caso de Montenegro, mantendrá la titularidad de la que había disfrutado en la práctica totalidad de la campaña. Sus números (8,1 puntos y 4,8 rebotes en 28 minutos) están un poco por debajo de lo que ha acreditado en los últimos años en el Bembibre, pero están satisfaciendo en el seno de la entidad, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de balones que absorbía Cooper. Ahora, con muchos recursos en el poste bajo y buena muñeca, la veterana grancanaria tendrá más responsabilidad.

Más miradas se depositan en Miriam Forasté, cuyo rendimiento está siendo visiblemente peor que el de la pasada campaña con la misma camiseta. ES cierto que juega tres minutos menos por encuentro (de 20 a 17), pero también que su descenso estadístico ha resultado notabilísimo, pasando de 6,8 puntos y 3,3 rebotes a 3,9 y 1,8, respectivamente. Es el momento para que se reivindique por fin y mejore los grises 2,9 de valoración que acredita (7,4 en la 2016-17).

La tercera pata de la mesa es Silvia Romero. La placentina, hasta ahora utilizada como cuarta pívot para momentos muy concretos y ejercer como sparring en los entrenamientos, va a ver aumentados sus momentos en competición. Solo ha jugado 50 minutos en total (9 partidos), aunque está acostumbrada a más porque en el filial del Al-Qazeres, que milita en Primera Nacional, sí tiene un papel preponderante. Su fuerza y compromiso son muy apreciados a nivel interno, por encima de otro tipo de consideraciones.

Laura Quevedo y Joy Brown-Adams también pueden actuar en alguna situación como ‘cuatros’, pero no será lo normal. Montenegro, Forasté y Romero jugarán más... hasta que llegue una nueva norteamericana.