+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

baloncesto 3 leb plata

El Plasencia sustituye a Carlos Díaz por Dani García

La directiva teme por el descenso y recurre a un mito en el club

 

Dani García, en su anterior época como técnico del Plasencia. - T. GUDIEL

Carlos Díaz. - T. GUDIEL

ABEL HERNÁNDEZ deportes@extremadura.elperiodico.com PLASENCIA
13/03/2018

Carlos Díaz no continuará como entrenador del Extremadura Plasencia, víctima de los resultados que hacen peligrar la continuidad en la LEB Plata. Su sustituto es un personaje mítico en la entidad: Dani García.

Se trata del técnico que comandó al Plasencia en la que fue una de las mejores campañas de su historia: la 2003-04. Tras una brillante liga regular, estuvo a punto de acceder a las semifinales en los playoffs de ascenso, eliminado por el CAI Zaragoza en una dramática serie. Aquella plantilla con Nico Gianella, Guillem Rubio y Terrence Stewart, entre otros, todavía se recuerda con mucho cariño por la hinchada, a la que se pretende reenganchar con esta incorporación.

García (Torrelavega, 1970), sumamente ilusionado, llegará hoy mismo a Plasencia para trabajar directamente con un equipo al que afirma conocer bastante. En las últimas temporadas ha estado alejado del baloncesto profesional, más centrado en el trabajo con la cantera en su tierra natal. Además de en Plasencia (2003-06), dirigió al Cantabria Lobos en ACB y LEB (1999-2003), al Ourense en LEB-2 (2006-09) y al Estela Santander en EBA (2013-15).

El destino de Carlos Díaz parecía escrito después de perder el sábado ante La Roda (77-80). Su equipo fue ganando durante gran parte del choque por delante, pero la distancia que tenía con parte de su plantilla y con la propia directiva a medida que iba transcurriendo la temporada. Resultó significativo que el último refuerzo, Michael Mendes, no saltase ni un minuto a la pista frente a los manchegos.

Los problemas clasificatorios han terminado por sentenciarle. A pesar de que durante una fase de la campaña se llegó a mirar hacia lucha por la clasificación para los playoffs de ascenso, lo cierto es que las exigentes condiciones de la LEB Plata (bajan los cuatro últimos) obligan a mirar ya a otro objetivo. El Plasencia --especialmente propenso a perder los partidos en los minutos finales-- es ahora cuarto por la cola, tiene un triunfo menos que el equipo que le antecede, y quedan seis encuentros.