+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

SATISFACCIÓN TRAS LA VICTORIA FRENTE AL JUMILLA

Respiro serón

El Villanovense trabaja con el respaldo que supone ganar sin haber perdido su idea de juego. Carlos Andújar, uno de los grandes protagonistas

 

Incisivo 8 Carlos Andújar penetra por la banda. - C. PINO

CARLOS PINO
13/09/2017

Lo dijo Iván Ania antes del empezar el partido ante el Jumilla: «Lo importante es conseguir un buen resultado. Y sus jugadores se lo tomaron al pie de la letra. Un Villanovense práctico, seguro atrás, directo y resolutivo en el área rival consiguió los tres primeros puntos en casa e hizo respirar a la afición por una parte y también a los mismos futbolistas.

«Estamos contentos con el resultado, que lo necesitábamos como el comer, para coger confianza», asegura Carlos Andújar, sin duda uno de los protagonistas. Abrió la lata con un gol de pillo cuando la grada empezaba a desperezarse al final de la primera mitad y dio un pase de gol nada más empezar la segunda para llevar la tranquilidad. En diez minutos finiquitó un encuentro muy envenenado.

Iván Ania, a pesar de que los resultados no acompañaban, siguió apostando por el mismo bloque de partidos anteriores y esta vez se llevó toda la razón. Entre ellos destaca en la banda Carlos Andújar, uno de los pocos supervivientes de la temporada pasada que ha decidido seguir creyendo en el proyecto de Villanueva de la Serena en Segunda B. De momento titular indiscutible, con destellos de mucha calidad y con la confianza del entrenador.

No cree que esté en un momento de forma especial, considera que, más bien, ha acompañado el resultado. «Yo creo que venía haciendo buenos partidos, pero cuando el resultado acompaña todo se ve de otra manera», asegura el emeritense, quien reiteró que la diferencia con otros partidos ha sido que esta vez «hubo lucidez en los últimos metros, que es lo que vale en el fútbol y lo que da los puntos».

Después del resultado del domingo, y contando con los tres puntos pendientes del partido contra el San Fernando, el Villanovense se mantiene en una posición cómoda. Parece que el nerviosismo en la afición de días atrás se ha mitigado. Carlos Andújar ve normal que se hayan creado expectativas, sobre todo si se tiene en cuenta lo ocurrido la temporada pasada, pero cree que hay que confiar en la plantilla actual. «Al final siempre se tiende a comparar, pero somos una plantilla completamente nueva, ni mejor ni peor, y hemos empezado con buen futbol pero con pocos resultados y hoy hemos encontrado ese resultado que nos sirva para crecer», recuerda.

El Villanovense volvió ayer a los entrenamientos y hoy disputará un amistoso en Zalamea de la Serena contra el Ilipense con motivo de las fiestas locales.