+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

EL PROTAGONISTA EN EL FÚTBOL EXTREMEÑO

Sergio Sánchez, eterno cómplice

El aún jugador de la UP Plasencia e histórico excapitán del Cacereño dejará el fútbol rodeado del cariño y el respeto de todos. Destaca el de Carcaboso que se queda con haberse sentido querido

 

En el Plasencia 8 Abrazado con su ‘socio’ Luismi. - EL PERIÓDICO / TONI GUDIEL

En el Cacereño 8 En 2003, ante el Extremadura. Pedro José, detrás. - EL PERIÓDICO / TONI GUDIEL

JOSÉ MARÍA ORTIZ deportes@extremadura.elperiodico.com CÁCERES
16/05/2018

El próximo 17 de agosto cumplirá 37 años. Cuando llegue ese momento, Sergio Carlos Sánchez, ‘Sergio Sánchez’, habrá dejado el fútbol de cierto nivel tras firmar una notable carrera como jugador de equipos como el Ciudad de Plasencia, el Arroyo, pero principalmente del Cacereño (ocho temporadas) o el Plasencia (seis campañas).

«Me quedo con el cariño de la gente y el hecho de haberme sentido querido allí donde he estado», dice el aún futbolista, natural de Carcaboso y que el pasado domingo, en el último partido de liga regular, fue homenajeado en Plasencia, donde reside. Más de cien goles contemplan a este tipo humilde y sensato donde los haya, que no alardea de nada y que, ojo, jamás ha levantado la voz, jugase o no.

Ser capitán en el Cacereño a su edad, con apenas 25 años, habló mucho en su favor. Ser tratado como un tipo excelente en Plasencia o en Arroyo no están al alcance de cualquiera. «Habré jugado más o menos, pero me voy con la sensación de que siempre he dado todo lo posible», dice con indisimulado orgullo.

¿Por qué se va? «Siento que es el momento», explica sin un ápice de resentimiento. Apenas 400 minutos de juego (con una apreciable cifra de cuatro goles) para alguien especial como él siempre. Y lo que queda: ni siquiera tener protagonismo ahora, en el playoff de ascenso en el Plasencia, le hará reconsiderar su decisión de colgar las botas. Su hija de tres años, Paula, es muy importante para él, como su mujer, «que siempre me ha animado a seguir en el fútbol», aclara.

De todo este tiempo dice que no quiere olvidarse de nadie, aunque nombra a gente en el Cacereño como David Rocha, Rai o Toni, con los que consiguió un inolvidable ascenso en La Palma hace ahora 9 años. De Plasencia sí tiene a una referencia: el también veterano Luismi, «con le que mejor me he entendido como futbolista, que vive el fútbol increíblemente y que va a ser, cuando se retire, un gran entrenador», manifiesta. Como técnico, del que más disfrutó, no lo duda, fue de David Salvo, quien apostó por él en varias ocasiones, y además con éxito.

A Sergio le llega el descanso del guerrero. La modestia dentro y fuera del césped, el tipo que, cada mañana, de lunes a sábado, trabaja en Carrefour y que, como mucho, jugará con los veteranos de su pueblo «para matar el gusanillo». Sergio Sánchez, el eterno cómplice.

   
1 Comentario
01

Por rotoo 13:56 - 16.05.2018

LLEVATE AL BARRIGON DE DURANTEZ