+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

FÚTBOL

El Sevilla hace historia en Pamplona con polémica arbitral

Los andaluces terminan la primera vuelta con 42 puntos

 

El centrocampista del Sevilla Vicente Iborra celebra la victoria ante Osasuna. - EFE

EL PERIÓDICO
22/01/2017

El Sevilla, con su victoria por 3-4 en Pamplona ante Osasuna, en el último partido de la primera vuelta de Primera, suma 42 puntos y mejora en tres su mejor puntuación histórica en los primeros 19 partidos del torneo, en el que llega al ecuador como segundo clasificado.

Los sevillistas acumulan cinco jornadas seguidas con victorias, tras las logradas antes en casa frente al Real Madrid (2-1) y Málaga (4-1) y como visitante ante la Real Sociedad (0-4) y Celta (0-3). El equipo que entrena el argentino Jorge Sampaoli, que no pierde en Liga desde que lo hiciera en Granada (2-1) el pasado 11 de diciembre, cierra esta primera vuelta con 42 puntos, con lo que supera la marca que hace dos temporadas (2014-15) logró en este período el Sevilla de Unai Emery con 39 puntos, que entonces fue la mejor de su historia.


42 PUNTOS Y 13 VICTORIAS

Los 42 puntos, merced a 13 victorias y tres empates, por sólo tres derrotas (Athletic Club, Granada y Barcelona), le dejan con uno de desventaja sobre el líder Real Madrid, aunque el equipo que entrena el francés Zinedine Zinade tiene pendiente de disputar un encuentro de la primera vuelta en el estadio Mestalla ante el Valencia.

El triunfo de este domingo ha tenido que ser muy trabajado puesto que el Sevilla ha debido remontar en El Sadar para jugar más con el traje de faena que con el buen fútbol. Además, por si fuera poco, el gol que abrió el triunfo andaluz y que supuso el 2-3 llegó tras una falta previa de Vázquez a Oriol Riera. Esta jugada, determinante y que le ha supuesto al conjunto navarro perder los tres puntos ha irritado a Osasuna. La directiva anunció tras el partido que presentará una queja formal por el arbitraje. "Decisiones como obviar el empujón que Oriol Riera ha sufrido en el tercer y decisivo gol visitante, señalar un fuera de juego inexistente a Riviere sin que lo indicase su asistente, el cual contaba con mejor visión de la acción, o el criterio dispar con el que se han sancionado las faltas y tarjetas han influido notoriamente en el devenir del encuentro", ha denunciado el club navarro.