+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de El Periódico Extremadura:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
   
 
 

ACTO SOLIDARIO DEL EQUIPO EXTREMEÑO DE LA SUPERLIGA MASCULINA

Voleibol contra el sufrimiento

El Electrocash Cáceres Patrimonio de la Humanidad visita a los niños enfermos del Hospital San Pedro de Alcántara H El club también hace entrega de 250 kilos de comida en el Banco de Alimentos

 

Para el recuerdo 8 Momento de la visita de ayer del Electrocash al Hospital San Pedro de Alcántara. - CEDIDA

E. P. E.
05/01/2017

El Electrocash Cáceres Patrimonio de la Humanidad se unió ayer a la iniciativa de que los deportistas se acerquen durante estos días especiales a los niños que peor lo están pasando: los que están ingresados en centros hospitalarios. Los jugadores del equipo extremeño de la Superliga de voleibol masculino compartieron la mañana con los enfermos de la planta de Pediatría del Hospital San Pedro de Alcántara. Les mostraron su apoyo y les desearon una pronta recuperación.

Acompañados por el gerente del hospital, Francisco Calvo, y Paquita Pérez, impulsora de la iniciativa, toda la plantilla, el entrenador, Raúl Rocha, y el presidente, José Carlos Dómine, se mostraron encantados de entregar juguetes y balones firmados a los chicos y chicas. A todos los invitaron a acudir a los partidos del Electrocash cuando estén recuperados.

«Es una experiencia que llena de satisfacción ver cómo se dibuja una sonrisa en la cara de los niños, así como las muestras de agradecimiento de los familiares que les acompañan», comenta Dómine.

«Siempre es triste ver a un niño enfermo, pero quizás en estas fechas en las que disfrutan de sus vacaciones y son los protagonistas de las fiestas se hace más duro verles en la cama de un hospital. Nuestro club siempre estará dispuesto a hacer lo que esté en su mano para apoyarles», añade. El Electrocash regaló también a la planta de Pediatría una camiseta firmada por los jugadores.

También entregó ayer mismo al Banco de Alimentos de los 250 kilos de comida que recopiló el martes en el partido benéfico del Trofeo de Reyes.